El Gobierno se ha com­pro­me­tido a sacar el se­gundo con­curso antes del ve­rano

Iberdrola irá 'a por todas' en la próxima subasta de renovables

La eléc­trica de Ignacio Galán se quedó fuera en la puja de las fo­to­vol­taicas

Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola
Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola

Iberdrola pu­jará con fuerza en la pró­xima subasta de 3.000 me­ga­va­tios que el Gobierno sa­cará a con­curso antes de ve­rano. Fue la única de las tres grandes eléc­tricas que se que­daron sin ningún me­ga­vatio y ahora quiere ir a por to­das. Las con­di­ciones de re­tri­bu­ción serán prác­ti­ca­mente las mis­mas: es de­cir, ga­ran­ti­zando un de­ter­mi­nado suelo re­tri­bu­tivo que se es­tima en torno a 42 euros MWh. Fuentes con­sul­tadas de la eléc­trica han ad­mi­tido que a la pró­xima puja acu­dirán con otros ob­je­ti­vos.

En la subasta celebrada el pasado 17 de mayo, las empresas adjudicatarias ofertaron por el máximo descuento, por lo que no recibirán ningún incentivo a la inversión. Según señaló el Gobierno de Mariano Rajoy, la subasta fue un éxito pues las solicitudes superaron en más de tres veces la potencia adjudicada y con un coste cero para los consumidores. De los 3.000 MW de potencia verde, el 99,3% fue para la energía eólica (2.979 MW en total); 1 MW a la fotovoltaica (0,03%) y 20MW al resto de tecnologías (0,66%).

La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán no logró en la pasada subasta adjudicarse ningún megavatio al contrario de sus rivales Endesa que consiguió 540 MW y Gas Natural Fenosa otros 667 MW. Por ese motivo, Iberdrola no quiere ahora volver a quedarse en blanco y seguir manteniendo el puesto de liderazgo que la compañía ostenta en España.

Iberdrola, líder en potencia eólica

Precisamente, Iberdrola es la empresa que más potencia eólica tiene instalada en España con 5.576 MW, y una cuota de mercado del 24,2% por delante de Acciona que posee 4.267 MW y una cuota del 18,5%. La empresa que preside José Manuel Entrecanales no acudió a la puja pasada y, según señaló en la junta de accionistas, la compañía quiere concentrar todo su esfuerzo inversor fuera de España.

Entrecanales prefiere apostar ahora por países como Chile, Argentina o México, o EEUU y Australia, donde “te garantizan un precio a largo plazo” -dijo-, todo lo contrario que ocurre ahora con los proyectos del mercado doméstico que “no garantizan el retorno de la inversión” y “salen a precio de mercado”, subrayó. Hasta que la regulación no cambie, el grupo Entrecanales ha dejado meridianamente claro no piensa invertir un euro en renovables en España.

Desde Iberdrola, se opina prácticamente lo mismo -que el sistema debería modificarse y garantizar la inversión-, aunque fuentes de la eléctrica han admitido que el Gobierno de Mariano Rajoy podría modificar a última hora algunos aspectos de la nueva puja. De momento, lo que el ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha dicho es que serán las mismas condiciones que las que se dieron en la subasta del 17 de mayo.

En la propuesta de Real Decreto por el que se establece un nuevo cupo de 3.000 MW de potencia instalada, se determinada que “estará centrado en las tecnologías eólica y fotovoltaica porque han sido estas tecnologías las que han demostrado en la primera subasta una mayor capacidad de competir con las tecnologías convencionales en el mercado, no solo en precio sino también por el alto volumen de potencia ofertada”.

Con carácter urgente

El Ministerio no ha dado a conocer aún la fecha de la misma, aunque el presidente del Gobierno Mariano Rajoy dijo que se haría antes del verano. Del 25 de mayo al 5 de junio se abrió el plazo para formular alegaciones y, una vez se resuelvan las posibles alegaciones presentadas, se oficializará el día de la celebración de la puja.

El Ministerio de Energía señala que el reducido plazo disponible para la celebración de esta nueva subasta -la tercera que se produce, anteriormente se realizó una de 700 megavatios y la reciente de 3.000 megavatios- y la puesta en marcha de las instalaciones adjudicatarias de forma que contribuyan al cumplimiento de los objetivos comunitarios en materia de energías procedentes de fuentes renovables, se procede a la tramitación con carácter urgente de este Real Decreto. Es decir, la urgencia del tiempo para la construcción obliga al Ministerio a acelerar la subasta. La anterior que se subastó deberá entrar en funcionamiento antes de 2020.

La Planificación Energética marca para el periodo comprendido entre 2015 y 2020 que el Ejecutivo de Rajoy necesita construir 8.500 megavatios de energías renovables para cumplir con los objetivos europeos a 2020. De ellos, unos 6.400 megavatios, es decir, un 75%, deberían ser eólicos. Por tanto, con esta tercera subasta quedaría cubierta la cifra exigida por Bruselas.

Según los últimos datos de Eurostat, la cuota de renovables en España llegaba hasta el 16,2% en 2015, cuando lo que exige la Comisión es cubrir el 20% en 2020. Y en 2030, alcanzar el 27%. El Parlamento Europeo se plantea incluso subir este objetivo de renovables hasta el 35%.

Artículos relacionados