Monitor del Seguro

EL acuerdo de ban­ca­se­guros entre Allianz y Banco Popular, pen­diente del Santander

Una alianza que se queda en el limbo y otra que se resuelve

Unicaja avanza en la re­or­ga­ni­za­ción de su ne­gocio ase­gu­rador

Allianz
Allianz

Muchos ac­cio­nistas han per­dido con el de­rrumbe de Popular, mu­chos pe­queños, y tam­bién gran­des. Uno de estos úl­timos es la ase­gu­ra­dora Allianz, que con­tro­laba algo más del 3% del banco el día en que sus ac­ciones pa­saron a valer cero euros tras de­cidir el BCE su re­so­lu­ción y pos­te­rior venta por un euro a Santander. Pero no es lo único que pierde la com­pañía ale­mana. Con la caída de Popular salta tam­bién por los aires una lu­cra­tiva alianza en ban­ca­se­guros que se em­pezó a forjar hace ya mu­chos años, en 1988.

La joint venture Allianz Popular está participada en un 60% por la aseguradora y en un 40% por el banco, participación que, según las estimaciones de UBS, tiene un precio estimado de 876 millones de euros. En ella se integran Allianz Popular Vida, Allianz Popular Pensiones y Allianz Popular Asset Management. Es cierto que todavía la presidenta de Santander no ha revelado los planes para las participadas de Popular. Pero lo que sí que ya ha dicho es que Popular será en un primer momento una filial de Santander, pero posteriormente se integrará en el grupo: habrá un proceso de fusión y la marca Popular desaparecerá. Esto significa que en un inicio Allianz y Popular podrían seguir operando como hasta ahora, pero luego ya no, al menos en principio.

Santander está presente en el negocio de seguros a través de Santander Seguros, 100% de la entidad bancaria, y de una alianza con Aegon que mantiene desde 2013 y que se estructura a través de dos sociedades, Aegon Santander Generales y Aegon Santander Vida, propiedad ambas en un 51% de la aseguradora y en un 49% del banco. Aegon es proveedor exclusivo de seguros de Hogar y Vida de la entidad cántabra, y desde hace poco tiempo también de Salud tras ampliar esta colaboración. Al integrarse Popular en Santander lo lógico es que el acuerdo con Allianz tenga que romperse previo pago de una indemnización a la aseguradora ya que el banco cántabro ya tiene a Aegon como aliada en seguros. De momento, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, lo único que ha dicho al respecto es que el tema de las joint ventures todavía tiene que analizarse.

Tampoco han dicho nada desde Allianz. Ya fueron reticentes a hablar del tema cuando en la presentación de resultados de 2016 se les preguntó por Popular. El consejero delegado de la aseguradora, Jose Luis Ferré, sí informó en ese momento de que Allianz España obtuvo un beneficio un 12% inferior al del año anterior debido a la caída del valor de las acciones de Popular en manos de la compañía. El impacto fue de 30 millones de euros. Iván de la Sota, consejero delegado de la Región IberoLatam, comentó, además, que con Popular mantienen un contrato de visión a largo plazo “con el que estamos muy contentos”. Seguro que a día de hoy no lo están tanto.

De hecho, el negocio ha comenzado a flaquear. Las primas de Allianz Popular Vida se redujeron en 2016 un 15,5% hasta los 465 millones de euros; el volumen de negocio de Allianz Popular Pensiones cayó un 7,4% hasta los 36 millones; y el de Allianz Popular AM un 3,5% hasta los 37 millones.

En este momento todas las posibilidades están abiertas. Del acuerdo entre Santander y Aegon quedan fueron los seguros de Autos. El banco que preside Ana Patricia Botín había iniciado un proceso de búsqueda de un aliado asegurador en este ramo. Ya solo quedaban dos candidatos, AXA y Generali. Pero pocos días antes de anunciarse la compra de Popular, el 24 de mayo, la entidad anunció que había paralizado este proyecto. Desde algunos Medios se ha apuntado la posibilidad de que ambos hechos estén relacionados.

Una alianza que se encuentra en estos momentos en el limbo, y otra que se resuelve, la de Unicaja y Mapfre. A principios de mayo, Santalucía anunció la compra del negocio de Vida y Pensiones de la filial en España de Aviva y las alianzas de Vida y Planes de Pensiones que tenía con Unicaja Banco y su filial España Duero. Con esta operación Santalucía se convertía en el nuevo socio en los ramos de Vida y Pensiones de Unicaja. Se quedaron fuera del acuerdo, entre otros negocios, los de España Duero con Unión Duero Vida y Unión Duero Pensiones, controladas al 50% por Mapfre y Banco Ceiss (filial de Unicaja).

Ceiss ejercitó la opción de compra sobre las acciones de estas compañías en manos de Mapfre hace tiempo. La operación estaba pendiente de la valoración de la participación de Mapfre por parte de un experto independiente, la cual llegó el 24 de abril. Según ésta, el valor de la participación de Mapfre en ambas sociedades era de 141,4 millones. Y con esta cifra en la mano se acaba de cerrar la compra.

El pasado 9 de junio Caja EspañaDuero anunció que comprará a Mapfre su 50% en Duero Vida y Duero Pensiones por un poquito más que la tasación realizada por el experto, 141,67 millones, lo que reportará al grupo que preside Antonio Huertas unas plusvalías brutas de entorno a los 6 millones. Ahora se espera que sea Santalucía la que adquiera a su vez esas participaciones recién recompradas a Mapfre por Unicaja. Queda así por tanto cerrada la organización del negocio asegurador del banco malagueño antes de su esperada salida a Bolsa.

Artículos relacionados