Es el gran com­pe­tidor de la fi­nan­cia­ción para com­pañías y ho­gares

El Estado engulle la deuda que reducen empresas y familias

En los úl­timos diez años, las ad­mi­nis­tra­ciones han au­men­tado su apa­lan­ca­miento en casi 700.000 mi­llones

Deuda pública
Deuda pública

La for­mi­dable ma­qui­naria del Estado para ge­nerar dé­ficit ha fun­cio­nado a pleno ren­di­miento du­rante la úl­tima crisis eco­nó­mica. En un mo­mento en que em­presas y fa­mi­lias se han visto obli­gadas a aco­meter un pro­ceso de fuerte re­duc­ción de su deuda, el Estado no sólo no la ha dis­mi­nuido, sino que la ha am­pliado por una cuantía in­cluso ma­yor.

Las administraciones son las responsables de un incremento de 668.000 millones de euros desde el año 2008. Eso supone que no sólo han “recogido” la totalidad del descenso de la deuda pública, sino que la han incrementado un 33%.

El endeudamiento de las empresas ha caído en 312.610 millones de euros desde finales de 2008, hasta la cifra de 913.854 millones de marzo de este año. En tanto, los hogares han recortado deudas lastre (obligadas por los impagos u de forma voluntaria) por un importe de 202.086 millones de euros, hasta los 708.451 millones de euros.

La mayoría de la deuda de las empresas procede fundamentalmente de préstamos de los bancos nacionales y préstamos titulizados (conversión de créditos en bonos), que representan 527.794 millones de euros. Mediante valores distintos de acciones las empresas han captado fondos de 94.360 millones de euros. Sin olvidar también que se han financiado por 291.701 millones de euros en préstamos de sociedades extranjeras.

Durante el mismo periodo de nueve años, las administraciones públicas han funcionando a pleno rendimiento en la captación de préstamos. En el año 2008, las administraciones públicas residentes en España contaban con una deuda, esta vez en el nivel de los 436.984 millones de euros y ahora esta cifra se ha elevado hasta los 1,1 billones de euros, con una financiación disparada que ha hecho incrementar la deuda nada menos que en un 153%.

En valores a corto plazo, las empresas cuentan con una deuda de 78.815 millones de euros. Este endeudamiento obedece a factores a medio y largo plazo, paratida en la que se registran 832.853 millones de euros.

Una deuda global de 2,7 billones

La deuda que tienen los agentes económicos españoles ha alcanzado la formidable cifra de 2,7 billones de euros en marzo de este año, siempre según los datos del Banco de España. Este volumen de deuda equivale a lo que produce la economía española durante tres ejercicios completos.

La crisis económica y el incremento de las necesidades del Estado, como consecuencia del fuerte crecimiento del desempleo, ha sido fundamental para que el Tesoro se haya convertido haya potenciado su papel de mayor captador de financiación.

Esta circunstancia ha hace que el Estado haya reafirmado su papel como gran competidor en la captación del ahorro, haciendo más difícil la posibilidad de que muchas pymes puedan acudir a los mercados mayoristas de dinero a conseguir financiación.

Artículos relacionados