BME trabaja con la CNMV para fomentar las emisiones de renta fija en España

BME
BME

El pre­si­dente de BME, Antonio Zoido, ha in­for­mado este martes de que la com­pañía que di­rige está tra­ba­jando con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la di­fe­ren­cia­ción del sector fi­nan­ciero es­pañol de otros eu­ro­peos a través del fo­mento de las emi­siones de renta fija con el ob­je­tivo de que salga re­for­zado en un es­ce­nario eco­nó­mico con­di­cio­nado por el 'Brexit'.

Así lo ha señalado durante la intervención inaugural del Foro Medcap 2017, donde ha reiterado que el sector financiero español debe fomentar las emisiones de renta fija ante la coyuntura del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) cerró el ejercicio 2016 con un saldo vivo de emisiones de deuda corporativa de 1.612 millones de euros, distribuidos en algo más de 1.120 millones de euros en bonos y el resto en programas de pagarés. Frente al año anterior, el saldo vivo asciende un 56%.

Ante estas cifras, Zoido ha incidido en que que si las emisiones de deuda corporativa se realizan con "toda normalidad" en España, "no existen razones" para que otras emisiones de renta fija se emitan desde Dublín o Luxemburgo.

"Ahora que intentamos atraer a empresas desde Reino Unido a Europa continental tenemos que esforzarnos para que la industria financiera española salga reforzada y permita satisfacer todas las necesidades de las empresas españolas de todos los tamaños", ha aseverado el directivo.

Por ello, Zoido ha indicado que BME está trabajando con la CNMV por si hubiera "algún elemento" que "diferenciara" a España de otros países europeos.

En este sentido, el presidente de BME ha recordado que el volumen anual medio emitido por las empresas españolas no financieras en los mercados de deudas pasó de 10.680 millones de dólares (9.565 millones de euros) durante el periodo 2000-2008 a 27.429 millones de dólares (24.565 millones de euros durante los años 2009 y 2015.

CRECER, EL GRAN DESAFÍO PENDIENTE DEL LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

Por otra parte, el presidente del BME ha sostenido que "aumentar el tamaño" sigue siendo el "gran reto pendiente" de las empresas españolas, "un factor necesario para mejorar su eficiencia, abordar su internacionalización y propulsar la innovación.

Además, ha valorado positivamente la reciente regulación europea que facilita la financiación de las pequeñas empresas en los mercados, ya que considera es un "fenómeno necesario y creciente en Europa que debe redundar en esquemas de financiación empresarial más diversificados".

"La cotización en Bolsa ayuda de modo significativo, no solo a las grandes empresas, también a las de capitalización mediana y pequeña", ha agregado Zoido.

En 2016 las empresas cotizadas españolas no incluidas en el Ibex 35 obtuvieron recursos por importe de 8.299 millones de euros a través de ampliaciones de capital, un 85% más que en 2015, lo que, según el presidente de BME, confirma la tendencia al aumento de la financiación obtenida por las empresas cotizadas de menor dimensión desde 2013, cuando estas compañías captaron 1.170 millones de euros.

En última instancia, Zoido ha solicitado "el mayor apoyo posible" hacia los emprendedores, puesto que son un colectivo que genera "riqueza y empleo" para la economía española.

Artículos relacionados