DESDE EL PARQUET

Prim gana más atractivo

Los bol­sistas llevan tiempo que no le quitan ojo a Prim. Después de su con­so­li­da­ción, la com­pañía ha re­to­mado la ten­dencia al­cista rumbo de nuevo hacia má­xi­mos.

Se ha convertido así, por méritos propios, en una de las compañías más atractivas entre los valores de pequeña y mediana capitalización.

Sin hacer apenas ruido, las acciones la empresa de suministros sanitarios y ortopedia, han superado en las últimas sesiones su nivel más alto alcanzado en julio de 2015. Y lo han hecho además con un alto volumen de negocio, siempre teniendo en cuenta la estrechez del valor.

Toda una demostración de fortaleza justificada por sus excelentes resultados. La compañía cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 2,9 millones de euros, un 9,2% más que en igual período de 2016.

Pero no solo ha brillado del lado de las ganancias, el resto del balance también deja muy buenas sensaciones. La cifra de negocios aumentó un 16%, hasta los 30,3 millones de euros, mientras el resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró un 14% tras alcanzar los 4,2 millones de euros.

A pesar del aumento en la cifra de negocios, el saldo de clientes se redujo en un 19,5%, a 33,3 millones de euros. Esto se ha debido, según la sociedad, a la mejora de los días medios de cobro como consecuencia de la mejor gestión realizada, así como del buen comportamiento de los pagos realizados por el conjunto de las Administraciones Públicas.

Entre los bolsistas, se esperan además nuevas iniciativas por parte del equipo gestor en el desarrollo de su estrategia de crecimiento inorgánico. En este sentido, confían en el buen hacer de sus responsables a la hora de analizar y llevar a cabo compras de sociedades pequeñas que aporten valor y sinergias al grupo.

Camino de cerrarse el primer semestre, el valor acumula una revalorización de más del 15%, consolidando el canal alcista desarrollado desde noviembre del pasado ejercicio después de un año anclado entre los 8 y los 8,5 euros por acción.

La superación de la importante barrera de los 10 euros supone ahora un plus de confianza en la continuidad del movimiento al alza que podría llevar sus títulos hacia la siguiente zona de congestión que encuentra en torno a los 12 euros. Su último obstáculo en su objetivo de recuperar los máximos alcanzados en 2007.

Su principal problema a la hora de invertir es su escaso “free float”, lo que hace del valor un activo de alto riesgo para los pequeños inversores en caso de necesitar liquidez inmediata. Por lo demás, la compañía ha convocado a sus accionistas para los días 23 y 24 de junio en primera y segunda convocatoria, Una junta general que se espera balsámica, dada la buena marcha del grupo.

Artículos relacionados