DESDE EL PARQUET

eDreams, apuesta tecnológica

Las no­ti­cias sobre el éxito de la es­tra­tegia tec­no­ló­gica por la que viene apos­tando eDreams en los úl­timos tiempos no pa­recen estar ca­lando en el mer­cado, donde su co­ti­za­ción ha per­dido el canal al­cista apun­tado desde el primer tercio del pa­sado ejer­ci­cio.

La compañía, una de las mayores gestores de viajes online del mundo, ha completado con éxito la implementación de la nueva estrategia de tecnología. Una iniciativa que le ha permitido triplicar los índices de lanzamiento de productos y le pone en camino para cumplir su principal desafío de convertirse en la mayor compañía de comercio electrónico de Europa.

En este sentido, la compañía ha implementado nuevos ciclos de desarrollo con el fin de acelerar y aumentar significativamente la capacidad de la compañía para desarrollar y lanzar nuevos productos y funcionalidades. El plan es ofrecer a sus clientes un mejor acceso a una gama más amplia de productos de forma más eficiente y ágil que el resto de sus competidores.

Durante el año pasado, la empresa ha logrado reducir sus plazos de entrega de desarrollo en un 70%, dando lugar a un aumento significativo del número de productos y lanzamientos realizados en sus 143 páginas web de todo el mundo. La tasa de nuevos lanzamientos se ha triplicado, alcanzando un récord de 130 lanzamientos en marzo de 2017, y más de 1.000 en el último año fiscal.

Como parte de este nuevo proceso, los 400 desarrolladores internos dela sociedad -uno de los equipos más grandes de su clase en la industria europea de viajes- se han organizado en 50 equipos autónomos que utilizan metodologías avanzadas como Kanban para mejorar la agilidad del desarrollo. Con este nuevo enfoque, la compañía tiene ahora la capacidad de ejecutar hasta 3.600 pruebas simultáneas por día.

Como resultado, eDreams ha reducido significativamente el tiempo entre las fases de conceptualización y lanzamiento del producto, que ahora se puede realizar en apenas 15 minutos. Al automatizar con éxito sus procesos de prueba para ahorrar recursos significativos, la compañía puede enfocar ahora su capacidad de desarrollo en iniciativas estratégicas clave dirigidas a mejorar los productos y servicios ofrecidos a los más de 17 millones de clientes atendidos cada año.

Todo ello, sin embargo, no parece ser suficiente para convencer al mercado. Los bolsistas vienen castigando de forma sistemática al valor en las últimas semanas, con una caída de más del 15% al pasar de los 3,5 euros hasta los 2,9 euros. Eso ha llevado a al valor a romper a la baja el canal alcista formado en 2016.

En esta tesitura, los expertos confían en que inicie un proceso de consolidación en torno al soporte de los 2,8 euros en el corto plazo. La otra opción puede ser aún peor. Afirman que en caso de perder dicho nivel, podría llegar a caer hasta los 2,4 euros. Las perspectivas de la compañía, en cualquier caso, son muy buenas, por lo que estos descensos, de confirmarse, podrían suponer una oportunidad para generar cartera.

Artículos relacionados