Los Samper: de carniceros a reyes de los molinillos, con ayuda china

La ayuda fi­nan­ciera de una em­presa china, además de General Electric, clave del éxito

Instalacion de un Parque eolico de Iberdrola
Instalacion de un Parque eolico de Iberdrola

Fernado Samper, un em­pre­sario ara­gonés a través de su em­presa de re­no­va­bles Forestalia ha sido el prin­cipal ga­nador de la subasta de re­no­va­bles que este miér­coles ha fa­llado el Ministerio de Energía que di­rige Álvaro Nadal. ¿Pero quién este des­co­no­cido -hasta hace muy poco- en el mundo de la ener­gía?

Como ocurrió en anteriores subastas, especialmente la primera del pasado año, los hermanos Samper - en este caso, Fernando- han reventado la subasta, según denuncian medios próximos a las empresas eléctricas.

Los dos Samper (Fernado y Sergio), en cambio, no piensan lo mismo. De hecho, como informaba el portal catalán "Economía Digital" hace un año, su éxito se basa en el hecho de que han sabido ajustarse a las circunstancias, sabiendo de compatibilizar la cobertura de las necesidades energéticas sin generar un gasto público añadido.

Tercera cárnica de España

Para algunas fuentes del sector, los Samper son unos carniceros que, con orgullo, han sabido convertir el negocio familiar del Grupo Jorge (se encuentra entre las 15 primeras firmas cárnicas de Europa y entre las tres primeras de España), en un grupo energético con elevado porcentaje de apalancamiento, un riesgo añadido a un negocio inestable cuando se carece de financiación adecuada y que puede poner en peligro la estabilidad del suministro eléctrico.

Su abuelo, Tomás Samper, fundó hace casi 90 años una cárnica que, a lo largo del tiempo, traspasó fronteras. Los dos hermanos –nietos de Tomás – vieron hace dos décadas que lo del viento podía ser un gran negocio. Y que el viento, en el valle del Ebro, era un bien abundante y gratuito, hasta el extremo de que podía convertirse en una de las principales zonas eólicas de España.

Unidos en el negocio de las renovables, en 2011 Fernando Samper prefirió seguir por separado y creó el Grupo Forestalia, con activos de la familia y otros de biomasa de la eléctrica alemana RWE.

El pasado año, el Ministerio le premió con 300 MW de energía eólica que, a través de la filial Empresas Eólicas de Aragón, se sumaron a otros tantos de potencia neta en proyectos de eólica, fotovoltáica, cogeneración y trigeneración ya realizados.

Por su lado, el Grupo Jorge, que encabeza Sergio Samper, contaba hace un año con más de 70 MW eólicos y 40 fotovoltáicos, además de nuevos proyectos en Aragón y Rumanía. Potencia que pronto se incrementó con otros 107 MW eólicos. Entre los proyectos se encontraban los parques de Odón de Buen, La Sarda, La Muga, Argovento, La Muela de Anadón y Habidite.

Los chinos ponen el dinero

Hasta que este miércoles, Forestalia ha sido el principal agraciado en la subasta de renovables, con 1.700 MW. En el frente de la biomasa, no necesitó de las entidades financieras para recabar capital. Su alianza con el gigante chino Guangdong Electric Power Design Institute (GEDI) facilitó la financiación.

La actividad de Forestalia en el campo de la biomasa se apoya en comercialización de madera a través de cultivos energéticos en tierras de regadío con fuertes soportes biotecnológicos y agronómicos.

Además de los desarrollos en Andalucía, Aragón, Castilla y León y Cataluña, fuera de España, en Italia y Francia, Forestalia ha formalizado acuerdos a 20 años con la alemana E.On por valor de 200 millones de euros para el suministro de biomasa para plantas de generación eléctrica.

Artículos relacionados