Las le­tras del Tesoro entre tres meses y un año se co­locan a tipos ne­ga­tivos de 0,35 puntos

El Estado conseguirá 100.000 millones de euros sin pagar un euro

La re­fi­nan­cia­ción de la mitad de la deuda goza de la ven­ta­josa po­lí­tica del BCE

Tesoro Público
Tesoro Público

El Estado está de en­ho­ra­buena. La po­lí­tica de re­duc­ción de los tipos de in­terés lle­vada a cabo por el Banco Central Europeo le per­mi­tirá con­se­guir a coste cero la mitad del di­nero que ne­ce­sita este año para fi­nan­ciar el dé­ficit pú­blico. El Gobierno pre­tende captar este año 97.113 mi­llones de euros a través de le­tras del Tesoro y en las subastas de estos tí­tulos a corto plazo los tipos de in­terés de emi­sión son ne­ga­tivos en una media de 0,35 pun­tos.

La caída de los tipos de interés hasta zona negativa ha supuesto un importante alivio en el coste financiero de la emisión de deuda del Estado. El pasado año, el coste medio de las letras, bonos y obligaciones se redujo desde el 0,84% hasta el 0,61%.

Esto ha supuesto una reducción de los intereses de la deuda que se ha cuantificado en los 2.000 millones de euros. Según la Intervención General del Estado, los intereses de la deuda en 2015 se situaron en 31.750 millones de euros.

A pesar de la favorable coyuntura, el Gobierno ha incluido en los presupuestos pendientes de aprobar una previsión de intereses de la deuda de 32.171 millones durante el ejercicio, ante contingencias inesperadas.

El Gobierno, a través de la Dirección General del Tesoro, pretende captar en letras el 44% de sus necesidades de fondos para financiar el déficit este año. Al cierre del año pasado, las últimas emisiones de títulos a corto plazo se han realizado a tipos de interés negativos del 0,53% en el caso de las emisiones a tres meses, del 0,32% a seis meses y de casi el 0,23% en títulos a doce meses.

Los tipos negativos significan que los títulos se emiten a precios superiores al 100%, que es el valor nominal de los títulos. Esto significa que los inversores están dispuestos a pagar por estos títulos más de los mil euros que valen cada uno. Que España se permite el lujo de que le paguen por los títulos de deuda que emite.

Debilidad

El Estado tiene intención de emitir deuda por 220.000 millones de euros durante este año, lo que significa refinanciar más de la cuarta parte de esta deuda (que no cuenta la municipal y autonómica), que se encuentra situada en los 817.000 millones de euros. A los tipos actuales, el ahorro para las cuentas públicas va a ser importante.

En este momento, la previsión es que los tipos de interés se mantengan bajos por lo menos hasta el próximo ejercicio, pero el hecho de que la deuda del Estado se encuentre en los niveles actuales coloca a España en una situación de debilidad de cara al momento en que los tipos de interés inicien el giro alcista.

Artículos relacionados