Este tipo de ope­ra­ciones se rea­liza a tipos de in­terés de hasta el 21%

La banca se centra en el generoso y creciente negocio de las tarjetas de crédito

La fi­nan­cia­ción a través de estos me­dios de cré­dito crece a ritmos de 2.000 mi­llones al mes

Bancos supervivientes
Tarjetas y cajeros, un negocio.

Por fin, en algo, la banca lo tiene claro. En una co­yun­tura de tipos por de­bajo de cero, las en­ti­dades fi­nan­cieras están con­cen­trando sus es­fuerzos en los ne­go­cios más ren­ta­bles. Como el de las tar­jetas de cré­dito, una ac­ti­vidad que está re­gis­trando un au­mento men­sual de ope­ra­ciones de nada menos que 2.000 mi­llones de eu­ros. Y además lo hace a unos tipos de in­terés que, re­gu­la­dos, es des­pro­por­cio­nado, hasta un 21%.

En los últimos tres meses de los que se tienen datos (diciembre, enero y febrero) el importe de las nuevas operaciones se elevó hasta los 34.827 millones de euros. Un año antes, los préstamos con tarjeta alcanzaron los 28.902, así que en estos tres meses han crecido en casi 6.000 millones de euros, lo que supone un avance del 20,5%.

No cabe duda de que la favorable coyuntura económica es el principal impulso a la actividad del crédito al consumo. Principalmente aquel colectivo comprendido entre los 25 y los 45 años que es el que cuenta con una mayor estabilidad en el empleo.

“¿Te cuesta llegar a fin de mes? Pide un préstamo sin límites”. Asi de rotundos son los mensajes publicitarios que vienen de la Red. También existe en Internet una campaña incluso más activa en lo que se refiere a los préstamos online.

Mantenimiento

En otro tipo de operaciones, la situación es casi de mantenimiento. En los préstamos para la adquisición de vivienda, el ritmo mensual se encuentra situado en los 2.700 millones de euros, casi el mismo que en el año pasado.

En el epígrafe crédito para otros fines (compa de solares, por ejemplo), la situación también es de mantenimiento en el entorno de los 1.500 millones. El propio crédito al consumo está avanzando de forma mucho más moderada que en tarjetas: en febrero creció en 150 euros hasta el nivel de los 2.100 millones de euros

Operaciones rentables

En cuanto a los tipos de interés, estos han registrado caídas de dos décimas en las operaciones de compra de vivienda, hasta el nivel del 1,28%. En lo que respecta al crédito al consumo está una décima por encima que hace un año, al 6,19%.

La gran ventaja del crédito al consumo para las entidades financieras es el nivel elevado del coste de estas operaciones, en un momento en que las entidades atraviesan dificultades debido a la situación del precio oficial del dinero en mínimos históricos. Las operaciones de crédito al consumo a través de tarjetas son todavía más rentables, porque los tipos de interés se encuentran anclados desde hace meses en unos niveles medios entre el 20% y el 21%.

Artículos relacionados