Monitor del Seguro

La prin­cipal causa de re­cla­ma­ción a las em­pre­sas, los pro­ductos de­fec­tuosos

Una nueva pesadilla para las aseguradoras: las chinches

El valor medio de las in­dem­ni­za­ciones de res­pon­sa­bi­lidad civil es de 16.229 euros en España

Mapfre
Mapfre

Se ali­mentan de sangre hu­mana por las no­ches, pero no son vam­pi­ros. Son mucho más pe­queños, miden entre 3 y 5 mi­lí­me­tros; son trans­pa­ren­tes, prác­ti­ca­mente in­vi­si­bles; ponen huevos du­rante el día (hasta 15 por jor­na­da); y pican (hasta 50 veces por per­sona y no­che). Son las chin­ches, un nuevo dolor de ca­beza para las ase­gu­ra­do­ras. Una pe­sa­dilla que nadie con­trola ni puede, al pa­re­cer.

Según el informe anual ‘Estudio mundial de siniestralidad: la responsabilidad a examen’, elaborado por Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), estos insectos “representan una creciente pesadilla para las aseguradoras, ya que el número de siniestros por infestaciones y picaduras en hoteles se ha incrementado en los últimos cinco años”.

Las indemnizaciones por este motivo han crecido, sobre todo en EEUU, donde ya representan el 21% de los siniestros causados por ‘animales’. La presencia de las chinches en los hoteles ha aumentado, solo en Nueva York, un 44% entre 2014 y 2015. Pero estos pequeños ‘salvajes’ proliferan en otras muchas partes, como en España.

Según los últimos datos, las chinches han ido aumentando su presencia en la Comunidad de Madrid con los años, hasta llegar a representar casi el 20% de las infestaciones de la región, frente a una media nacional del 11%, según los datos del IV Observatorio Regional de Plagas Elaborado por Rentokil. En Cataluña, según la Asociación de Empresas de Control de Plagas de la región, en los últimos años se ha detectado un incremento del 70% en las intervenciones relacionadas con estos insectos.

No obstantes, no son estos ‘animales’ los que más costes generan a las aseguradoras, sino los ciervos, con el 58% del total a nivel mundial. Lo normal es que los accidentes se produzcan por la colisión con coches. Pero eso es solo lo normal. En febrero de este año, un vuelo de American Airlines colisionó con un venado cuando intentaba despegar del aeropuerto Chalotte Douglas. Según el informe de AGCS, estos incidentes con ciervos “son ya una notable causa de pérdidas, de media la indemnización puede superar los 4.000 euros”.

Pero hay más animales dispuestos a poner en aprietos a las empresas y a sus aseguradoras. Por ejemplo, en este estudio se analiza una reclamación de un huésped de un hotel cuya habitación fue invadida por ardillas voladoras; en otro caso los roedores destruyeron un audífono y el calzado de un invitado, y en otro más, dos personas asistentes a un evento fueron atacadas por agresivos pavos reales…

En total, estos siniestros, que podríamos denominar excepcionales, representan ya casi un 2% del total. Los datos muestran, entre otras cosas, las extrañas circunstancias de las que se puede derivar una responsabilidad civil en el ámbito de las empresas, y el importante papel que juegan los seguros de responsabilidad civil corporativa, entre los que se incluirían, por ejemplo, los ciberseguros o las pólizas de D&O.

Desde un punto de visto global, la principal causa de indemnización por responsabilidad civil por parte de las aseguradoras, medido por el valor de los siniestros, es el producto o el trabajo defectuoso, que representa el 23% de las reclamaciones. El valor medio de las pérdidas de las empresas supera los 260.000 euros, y es el coste de las retiradas de productos uno de los principales componentes del mismo. La tendencia en España es similar. La principal causa es la misma, aunque en este caso representa algo más en indemnizaciones respecto al total, un 29%.

Sí que encontramos diferencias en el resto de las principales causas de las indemnizaciones. Mientras que a nivel global, el segundo motivo son las colisiones o los choques (22%), en nuestro mercado son las caídas y resbalones (21%). Hay que destacar, además, que aunque en España, como ya se ha comentado, son los incidentes asociados a productos o trabajos defectuosos los que originan las reclamaciones de mayor valor, son estos relacionados con las caídas los que generan el mayor número de indemnizaciones.

El tercer principal tipo de siniestro de responsabilidad civil corporativa por su valor es, en el caso español, el derivado de negligencias o el pobre mantenimiento de instalaciones, maquinaria y demás, que representan el 11% del total. En este caso es curioso el hecho de que esta razón no se encuentra entre las 10 principales a nivel global. El cuarto motivo son las colisiones y choques, con un 6% del total frente al 22% general; y el quinto, los daños patrimoniales, un 4%, un 1% a nivel global.

En total, el coste medio de los 3.874 siniestros analizados en España es de 16.229 euros. Llama la atención que esta cifra sea, con bastante diferencia, la menor de entre los países seleccionados sobre los que se han publicado datos individuales. En Alemania, por ejemplo, es de 163.135 euros, y en Reino Unido, de 116.333. Esta circunstancia puede estar relacionada con el tamaño de las empresas, que al ser menor reduce el valor medio de la reclamación.

Artículos relacionados