DESDE EL PARQUET

Adolfo Domínguez busca crecer en América

La mano del nuevo equipo de Adolfo Domínguez se está de­jando sentir en el de­venir de la com­pañía en el mer­cado. La em­presa de moda más ve­te­rana del par­qué, tras cum­plir re­cien­te­mente sus pri­meros 20 años en Bolsa, busca re­editar glo­rias pa­sadas cuando llegó a co­tizar cerca de 50 euros en sus me­jores mo­mentos en 2007.

Uno de los puntos clave en la mejora de la gestión pasa por la mejora del control y eficiencia en todas las áreas de negocio, así como un mayor acercamiento a su red de distribución. Con este objetivo, su presidente y fundador Adolfo Domínguez ha realizado en las últimas semanas una gira por América, área de negocio donde está experimentando sus mejores datos de crecimiento.

El grupo textil con sede en Orense cuenta en la actualidad con 165 tiendas en el continente americano tras inaugurar a finales de marzo una nueva tienda en México. Viaje aprovechado para apoyar la presencia de la marca en Florida, EEUU, en la que tiene tres tiendas, así como para reforzar su presencia en Perú.

Tras la visita a los puntos de venta al público en Lima, Adolfo Domínguez mantuvo un encuentro con el ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo con el fin de analizar nuevas oportunidades de inversión. Durante el periplo, Promperú, organismo responsable de divulgar la marca Perú, galardonó al empresario gallego por su apuesta textil por la alpaca peruana.

La firma desembarcó en la capital peruana en 2009 con la apertura de una tienda en un centro comercial y en la actualidad, cuenta ya con cuatro establecimientos franquiciados por la empresa local YES. El objetivo ahora es abrir tres establecimientos más antes de 2021.

El grupo pretende así aprovechar el alto potencial de Perú, uno de los países de mayor crecimiento del sector textil y con un mercado que valora especialmente las prendas de diseño de autor. Así lo certifican sus resultados. La firma ha incrementado sus ventas en un 39% en el país durante los últimos cuatro años, con un crecimiento del 9% en 2016.

Los accionistas quedan ahora pendientes de la presentación de sus cuentas correspondientes a su año fiscal 2016/2017. Las sensaciones son buenas después de la positiva reacción a las cuentas del tercer trimestre que llevaron al valor a multiplicar su precio casi por dos en poco más de un mes.

La espectacular subida dio paso a una importante recogida de beneficios y el valor se ha consolidado ahora sobre los 5 euros por título que, con todo, supone una revalorización en el año de más del 55% en el año. Si se cumplen las expectativas será posible ver al valor de nuevo atacando la zona de los 6,5 euros, donde encuentra su principal resistencia a corto plazo.

Artículos relacionados