LA SEMANA BURSÁTIL

Francia cotiza en las Bolsas

Los in­ver­sores han de­jado pasar las úl­timas se­siones sin pena ni gloria y solo la agi­ta­ción de al­gunos va­lores con­cretos ha lo­grado sacar de la atonía del mer­cado.

El Ibex 35 ha saldado la última semana, marcada por el festivo del lunes, con una tímida subida del 0,5% para cerrar ligeramente por debajo de los 10.400 puntos.

La buena marcha de la actividad del sector privado en la zona euro, en sus máximos en seis años, y el avance de la producción industrial en EEUU por encima de lo previsto no ha sido suficiente para compensar las incertidumbres ante las elecciones en Francia.

El próximo domingo se celebra la primera vuelta de las elecciones presidenciales. De ahí saldrán los dos candidatos (salvo sorpresa de que uno de ellos gane con más del 50% de los votos) que se deberán enfrentar en segunda vuelta el 7 de mayo. Según las encuestas, los partidos más extremos están ganando terreno, aprovechando los últimos atentados.

Sea cual sea el resultado, los analistas coinciden en señalar que los comicios acentuarán la volatilidad en los mercados. Una situación de alto riesgo pero que también abre nuevas oportunidades tal como ocurrió con el Brexit o las elecciones en EEUU.

El creciente temor a una victoria de algunos de los partidos euroescépticos provocaría un debilitamiento inmediato de la moneda única, caídas en los bonos, pérdidas generalizadas en las bolsas y nuevas alzas del oro hacia sus máximos anuales como valor refugio. Y de todo ello se puede sacar partido.

En el horizonte hay además otros riesgos a tener muy en cuenta. Uno de los más importante son los nuevo signos de debilidad del mercado de materias primas, donde el precio petróleo ha experimentado una fuerte caída poniendo en riesgo no solo al sector sino también a otras áreas importantes de la economía mundial. A ello se suman el aumento de las políticas proteccionistas y la creciente inflación en las principales economías mundiales.

Los analistas, con todo, consideran que no llegará la sangre al río y se siguen mostrando optimistas tanto en la victoria de un candidato fuera de los extremos en el país vecino como en la recuperación económica y empresarial reflejada por los indicadores y los resultados del primer trimestre publicados hasta ahora.

En este sentido, los expertos creen que a corto plazo conviene estar atento a posibles correcciones puntuales fruto de las numerosas incertidumbres a las que se enfrentan los mercados, pero siempre teniendo presente que la tendencia alcista sigue firme.

Para final de año no solo consideran que se asentarán las ganancias actuales de más del 10% en el primer trimestre sino que incluso se podrá ver al Ibex 35 por encima de los 10.700 puntos, nivel de su principal resistencia en la actualidad.

Calendario semanal de Bolsa

Después de unos datos de actividad ligeramente por debajo de lo previsto en los últimos días tanto en Europa como en EEUU, los inversores se enfrentan ahora a una complicada semana cargada de referencias que pueden poner a prueba el pulso del mercado.

Entre ellas destaca la reunión del BCE prevista para el 27 de abril en Fráncfort. Todo ello con la vista puesta en la votación de la primera vuelta en las elecciones presidenciales en Francia. Antes los operadores deberán estar atentos a algunos importantes indicadores.

El lunes, el único dato que se dará a conocer será el índice de confianza empresarial del instituto económico alemán IFO. En la sesión del martes se llegarán varios datos inmobiliarios desde EEUU, como las ventas de nuevas viviendas o el índice de precios inmobiliarios. Sin embargo el interés de los mercados se centrara en la confianza consumidora de la Conference Board de la que se espera un ligero descenso después de alcanzar en marzo su nivel más alto desde el año 2000.

En la agenda del miércoles apenas hay citas macroeconómicas relevantes, mientras que la del jueves viene especialmente cargada. La atención se focalizará en la conferencia de prensa de Mario Draghi tras la reunión del Banco Central Europeo ante las explicaciones que pueda dar sobre la política monetaria a seguir en un futuro próximo.

Este día se publicarán las ventas al por menor y el IPC en Alemania y el índice de confianza del instituto germana GFK, mientras que desde la zona euro llegarán los datos de confianza consumidora, clima empresarial y sentimiento económico. Desde el otro lado del Atlántico llegarán los pedidos de bienes duraderos, la capacidad de utilización y las viviendas pendientes de venta.

La semana se cerrará el viernes con importantes datos en Japón como la tasa de paro o la producción industrial. En Europa destacan la masa monetaria (M3), que permite al BCE medir las presiones inflacionistas, y el IPC. Desde EEUU además legarán el PIB del primer trimestre, ingresos personales, el Chicago PMI y la conferencia consumidora de la Universidad de Michigan.

En España, el jueves se darán a conocer la tasa de paro correspondiente al primer trimestre y el IPC adelantado del mes de abril. El viernes se publican el PIB, las ventas minoristas y la balanza por cuenta corriente.

Esta semana no hay previstas subastas por parte del Tesoro español. Del lado empresarial destaca la presentación de resultados del Santander el próximo miércoles, mientras que BBVA, BME, Bankinter harán lo propio el jueves. Para el viernes se esperan las cuentas de Sabadell, Bankia, Caixabank, Mapfre y Catalana Occidente.

Artículos relacionados