El pre­si­dente de la AEB con­si­dera que Nueva York será la más be­ne­fi­ciada por el Brexit

La banca española anticipa más fusiones transfronterizas que nacionales

Roldán exige más a Europa más es­fuerzos ante los efectos de la sa­lida del Reino Unido

José María Roldan
José María Roldan

Más Europa para que la Unión Bancaria y el Mercado Único de Capitales puedan avanzar de ma­nera co­rrecta y evitar el im­pacto que se de­rive del Brexit. Esta es la re­ceta del pre­si­dente de la pa­tronal ban­caria ante una de las grandes in­cer­ti­dum­bres para el sec­tor, junto con lo que se pueda de­rivar de la Administración Trump en Estados Unidos y el auge de los na­cio­na­lis­mos. Para vencer a estos úl­ti­mos, el pre­si­dente de la AEB con­si­dera esen­cial que se pro­duzcan fu­siones trans­fron­te­ri­zas.

José María Roldán, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), ha aparcado sus quejas sobre la continua regulación de la banca y se ha centrado en los que considera algunos "desarrollos geopolíticos" que pueden afectar a todo el sector, sobre todo en la Unión Europea.

Uno de los principales es el Brexit. "Hoy más que nunca necesitamos una Europa sólida y unida para capear las incertidumbres derivadas del Brexit, el reposicionamiento de Estados Unidos y el auge de los nacionalismos. En un mundo convulso, Europa debe recordar sus fortalezas: tanto económicas como políticas", ha sentenciado en la clausura de la primera jornada del XXIV encuentro del sector financiero organizado por Deloitte y el diario ABC.

En contra de lo que se sostiene en algunos círculos financieros y políticos, el presidente de la AEB tan sólo ve a un beneficiario de la salida del Reino Unido, y de la plaza financiera de Londres, de la Unión Europea. "Probablemente el mayor beneficiario de la salida de Londres de la UE será Nueva York, y no otro centro financiero de la eurozona".

Entre los principales temores de José María Roldán por el Brexit está que el Mercado Único de Capitales se vea frenado, ya que pivotaba en torno a la capital londinense. "En la medida en que este proyecto pretende aumentar la financiación de la economía europea a través de los mercados en detrimento de la vía bancaria, Londres estaba llamada a canalizar gran parte de ese incremento de los recursos financieros obtenidos de los mercados".

El presidente de la AEB ha recordado la gran dependencia en Europa de la financiación bancaria, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos. Una vez que se produzca el Brexit, en su opinión, "la financiación de la economía real corre el riesgo de ser todavía mas dependiente de la financiación bancaria. En una Europa post-Brexit, la Unión de Mercados de Capitales es, pues, aún más necesaria".

Barreras nacionales

El segundo asunto sobre el que ha incidido el presidente de la patronal bancaria española es cómo se puede avanzar en la Unión Bancaria, una vez que el proyecto de la Unión de Mercados de Capitales se complica por la salida del Reino Unido. Por un lado, Roldán considera necesario recuperar algo que quedó aparcado con el estallido de la crisis como era la creación de un mercado único de servicios financieros minoristas, como ya se hizo con la nomativa UCITs para que un fondo domiciliado en un estado miembro pueda ser distribuido en el resto de los países de la Unión. Según su visión, algo similar podría acometerse con el crédito hipotecario.

La otra vía para avanzar en la Unión Bancaria es que los bancos puedan acometer fusiones transfronterizas, unas operaciones muy defendidas por el presidente de la patronal bancaria. "Desde los poderes públicos ni se pueden ni se deben impulsar operaciones corporativas entre actores privados. Pero sí se pueden identificar posibles barreras regulatorias o supervisoras que dificulten esas operaciones, así como políticas que las favorezcan".

Sin embargo, José María Roldán se muestra escéptico sobre que se puedan realizar este tipo de operaciones. "Las tendencias políticas en Europa favorecen la aparición de localismos que nos alejan del objetivo de profundizar la Unión Bancaria y sobre todo de perfeccionar la Unión Monetaria, garantizando la unicidad de nuestra moneda en toda la zona euro".

Artículos relacionados