DESDE EL PARQUET

Europac vende su filial de logista

El grupo pa­pe­lero Europac con­tinúa dando buenas no­ti­cias a sus in­ver­so­res. Y eso se está re­fle­jando en la so­lidez de su ac­ción en un en­torno de grandes ajustes entre los va­lores de pe­queña ca­pi­ta­li­za­ción. En este con­texto, la com­pañía ha anun­ciado en estos días la venta de Europac Logista dentro de su nueva po­lí­tica de des­in­ver­sión en ac­tivos no es­tra­té­gicos para su ac­ti­vi­dad.

En concreto, la compañía ha alcanzado un acuerdo con Servinoga para venderle su filial de logista, sociedad que presta servicios de transporte marítimo en el puerto comercial de Viana do Castelo (Portugal). El importe de la operación ha sido de 2,7 millones de euros, mientras que el valor neto en libros es de 0,4 millones de euros, lo que representa una plusvalía de 2,3 millones de euros para Europac

Con esta operación Servinoga perteneciente al grupo Nogar, amplía su presencia en un sector de su especialidad. Así mismo, Servinoga ha firmado un contrato a largo plazo con descuentos progresivos sobre los precios que actualmente tenía Europac Kraft Viana. Dicho contrato, además, garantiza a la fábrica de papel kraftliner del Grupo Europac la prestación de los servicios de operador, consignatario de buques y proveedor de servicios portuarios que realizaba la que hasta ahora era su filial.

El 90% de la producción de papel kraftliner de la instalación portuguesa está destinado a la exportación y el puerto de Viana do Castelo es el punto de partida de más de 150.000 toneladas al año, cuyos principales puertos de destino son Bremen (Alemania), Terneuzen (Holanda) y Livorno (Italia).

Las acciones de Europac operan en zona de máximos históricos tras un espectacular “rally” alcista en los cuatro últimos meses que le ha llevado desde los 4 euros hasta cerca de los 7 euros, con una revalorización del 75%. Los buenos fundamentales, con un PER de 13.3 veces, y la rentabilidad de dividendo, del 3,3%, son argumentos más que suficientes para explicar estos avances.

Sin embargo, los expertos empiezan a observar señales de agotamiento y consideran que el valor debe depurar a corto plazo los excesos con una intensa toma de beneficios antes de seguir el camino al alza. Algo de lo que no hay por qué dudar con las cifras actuales de Europac en la mano.

Artículos relacionados