Lanza una cuenta para ‘millennials’ y mete la má­xima ve­lo­cidad a Openbank, su banco 'online'

Santander echa el resto para llegar al objetivo de alcanzar 30 millones de clientes digitales

Apuesta por los in­cen­tivos por do­mi­ci­lia­ción de nó­minas y re­cibos para dis­tan­ciarse de la com­pe­tencia

Openbank
Openbank, Grupo Santander.

Grupo Santander ha me­tido la di­recta para con­se­guir el gran ob­je­tivo de al­canzar los 30 mi­llones de clientes di­gi­tales en 2018. La en­tidad cán­tabra pone toda la carne en el asador por la doble vía del banco y de su fi­lial ‘online’, Openbank. El lan­za­miento de la ‘Cuenta 1,2,3 Smart’ di­ri­gida a jó­venes entre los 18 y los 31 años se com­ple­menta con va­rias ofertas agre­sivas por parte de Openbank, que se pre­para para el lan­za­miento de una nueva pla­ta­forma.

La nueva cuenta de Santander –se estrena el 20 de abril- tiene dos versiones. La primera, la ‘free’, tiene una tarifa plana de dos euros, ofrece un contrato multicanal y una tarjeta de crédito. Además, en la modalidad ‘premium’ devuelve el 1% de las compras realizadas con tarjeta en tiendas físicas, el 2% de las compras por Internet y el 3% de los pagos realizados con el móvil mediante Santander Wallet o Apple Pay.

La bonificación máxima es de 120 euros al año, además de la acción que recibe el cliente en el momento de la contratación de la cuenta, que tiene un componente totalmente digital. Es el complemento perfecto de la ofensiva en marcha de Openbank, que pondrá en marcha su nueva plataforma a lo largo del segundo trimestre en curso. ¿Cómo? Por la vía de las ofertas promocionales en los segmentos más sensibles para los ahorradores: la devolución de recibos o el regalo de dinero efectivo.

El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, ya anunció hace varias semana en Londres está ofensiva total en el segmento de banca online. Y para conseguir crecer desde los actuales 21 millones de clientes digitales, Openbank es una pieza básica. La medida más llamativa del banco ha sido ampliar al menos hasta el día 28 de este mes el regalo de 100 euros en ‘cash’ por domiciliar la nómina o la pensión en la Cuenta Nómina Open.

Se trata de la oferta en efectivo más jugosa del mercado. A cambio, las barreras para conseguir la bonificación en ‘cash’- además, Openbank se hace cargo de toda la carga fiscal del obsequio- son pequeñas. Quienes tienen entre 18 y 31 años (la misma franja de edad fijada por el banco para su ‘Cuentas 1,2,3 Smart’) tienen que domiciliar una nómina de al menos 600 euros. Para el resto de edades, la cifra debe ser de al menos 1.000 euros. Los clientes se comprometen a mantener su nómina o su pensión durante al menos 12 meses.

La Cuenta Nómina Open devuelve el 1% de los principales recibos domiciliados (luz, gas, teléfono, móvil e internet), pero en este segmento Openbank también da un paso adelante para atraer nuevos clientes. Tiene una promoción en marcha para quienes se den de alta en el banco antes del próximo 31 de julio por la que devolverá el 10% de los recibos de luz, gas, teléfono, móvil e Internet con un importe máximo de la devolución por cliente y cuenta de 50 euros.

La ofensiva de Santander (que a través de Openbank también hace regalos en gasolina para quienes se dan de alta) llega en un momento el que muchos de sus tradicionales competidores han bajado la guardia a la hora de premiar a sus clientes. Un ejemplo es ING Direct. El popular banco naranja ha dejado de devolver parte de los recibos domiciliados, uno de sus grandes ganchos para captar clientela de la competencia.

En un escenario marcado por la rebaja constante de los tipos de interés que ofrecen los principales productos de ahorro sin riesgo, Santander intenta marcar las diferencias en un segmento muy afectado por las políticas de tipos cero del Banco Central Europeo (BCE). Tanto la ‘Cuenta 1,2,3’ como la e-Cuenta de Openbank está entre las más generosas del mercado.

Artículos relacionados