Las ex­pec­ta­tivas ge­ne­radas en Estados Unidos con Trump pueden jugar en su contra

No todo el monte es orégano para las constructoras españolas

Acciona, ACS y Ferrovial, las que cuentan con me­jores pre­vi­siones para este año

Sede de Ferrovial
Sede de Ferrovial

La pre­sen­ta­ción de re­sul­tados co­rres­pon­dientes al 2016 ya ha to­cado su fin y ha de­jado un de­no­mi­nador común para el sector cons­tructor es­pañol. Se ha ini­ciado una re­cu­pe­ra­ción que puede pro­se­guir en 2017 y 2018, pero hay va­rias va­ria­bles que aún in­vitan a la pru­dencia y que pueden jugar en con­tra. La me­jora de las pers­pec­tivas eco­nó­micas a nivel mun­dial y la re­vi­sión al alza sobre el gasto en in­fra­es­truc­turas en Estados Unidos, juegan a fa­vor.

De esto último aún no hay nada sobre el papel y pueden llegar las decepciones. Además, no todas las compañías de la industria de la construcción presentan exactamente la misma situación a nivel financiero después de ver sus cuentas y observando las previsiones de cara al ejercicio que arrancó el pasado mes de enero.

En su conjunto, ninguna presenta un balance impecable que pueda haber logrado una puntuación de sobresaliente en 2016. Más bien hay cifras que a día de hoy invitan a la precaución pese a que las expectativas sobre el sector son positivas, según los analistas.

“Los resultados se pueden valorar de manera optimista, pero es cierto que si nos centramos en compañía por compañía, vemos en algunos casos desaceleración en volúmenes de ingresos, descenso de los beneficios por impactos y provisiones extraordinarias o, en el peor de los casos, pérdidas”, analizan fuentes del mercado consultadas por Capital Madrid. “Lo que es cierto es que los reajustes, con desinversiones y reducciones de deuda son un buen referente para este 2017”, añaden.

Aunque la cautela viene de la mano de los factores geopolíticos que pueden mermar el panorama global. El más importante que, como señalan los expertos, Donald Trump no aplique al cien por cien su plan de infraestructuras del que compañías como ACS, Acciona, Ferrovial u OHL podrían beneficiarse.

De hecho, fuentes del mercado argumentan que “puede incluso que los 550.000 millones de dólares de inversión en infraestructuras prometidos por Trump durante los próximos cuatro años queden reducidos a la mitad por el veto del partido republicano ante la imposibilidad del cumplimiento con el déficit”.

Con un futuro más prometedor

Con este telón de fondo de entre el conjunto de las constructoras españolas una de las que presenta un mejor aspecto por fundamentales actualmente es Acciona. En 2016 ganó 352 millones de euros, aumentó su cifra de negocio hasta los 5.977 millones de euros y mantuvo su deuda financiera estable. Y a ello hay que unirle el incremento del dividendo de hasta un 15% en comparación con 2015.

Pero la prudencia llegaría de la mano de que en este año las ganancias tuvieron un impacto de extraordinarios por la fusión Acciona Wind Power y Nordex. Así, los datos del consenso muestran que el año que viene su beneficio se reduciría hasta los 251 millones de euros, además de que la deuda y la facturación permanecerían planas.

De igual manera, ACS también se encuentra bien posicionada. Mejoró su resultado neto un 3,5%. Éste estuvo marcado por la desinversión en la filial de servicios Urbaser, lo cual también le permite haber reducido su apalancamiento un 54% en tan solo un año.

Por otro lado, sus ingresos cedieron un 4% aunque ahora la tostada está en el 2017. Para este año, tanto la propia firma que preside Florentino Pérez como el consenso estiman incrementos en las ventas de en torno al 10%. No así del beneficio, que descendería este año merced del impacto de esos extraordinarios en 2016.

Entretanto, Ferrovial busca a partir de ahora seguir aumentando sus inversiones. Sobre todo después de tener unos resultados con un impacto negativo por los extraordinarios –el efecto divisa tras el Brexit le ha jugado una mala pasada– con una caída de las ganancias netas hasta los 357 millones de euros desde los 720 millones de euros en el 2015.

El futuro que le espera puede ser más lustroso siempre desde la cautela y con las cifras del consenso en la mano. En este sentido, se proyectan crecimientos incluso de doble dígito en ingresos y beneficios para el 2017, aunque a costa de un aumento de la deuda, que a día de hoy supera los 4.700 millones de euros. Deberes pendientes

Decepción o senamiento

FCC es el ejemplo más ferviente de los saneamientos en 2016, al haber cerrado el año con pérdidas de 165,2 millones de euros. Todo ello, pese a reducir su nivel de deuda hasta un 34,4%. Pero a la empresa que controla Carlos Slim aún le queda una importante travesía por delante en este sentido puesto que su apalancamiento asciende a día de hoy hasta cerca de 3.600 millones de euros.

De cara al próximo año, según datos extraídos por parte del consenso de mercado, sí se espera que salga de pérdidas y obtenga un beneficio de aproximadamente 148 millones de euros.

Fruto de ese énfasis en la reducción de la deuda y de la mano de unas ventas crecientes que tal y como apuntan los mismos datos ascenderían hasta los 6.000 millones de euros. Dentro de este capítulo también está Sacyr, que aún tiene deberes pendientes en el camino. La falta de extraordinarios provocó que sus ganancias cayeran un 67,5% el año pasado.

Con todo, sigue disminuyendo la deuda neta –un 10,8%–, pese a que aún se encuentra en 3.726 millones de euros, y los números del consenso le auguran incremento en todas las partidas este año.

Además, tiene previsto su desembarco en Estados Unidos y la participación del 8,2% en Repsol –más los dividendos que recibe– sigue siendo un activo a tener en cuenta con las previsiones del sector energético este año.

Asimismo, OHL es otra de las compañías que tampoco cumple con las expectativas y a la que le quedan muchos frentes abiertos. Sigue vigente su plan de venta de activos y las inversiones rentables. Pese a ello y a que 2016 lo cerró con unas ganancias de 186 millones de euros, el consenso espera disminución de beneficio neto y aumento de su apalancamiento para este ejercicio.

Artículos relacionados