Incremento del 30% del di­vi­dendo en va­rios años hasta si­tuarse entre 0,37 a 0,40 euros

Sánchez Galán rechaza reabrir la nuclear de Garoña por ser 'económicamente inviable'

El pre­si­dente de Iberdrola anuncia in­ver­siones por 25.000 mi­llones de euros en tres años en par­ques eó­licos y trans­for­ma­ción di­gital

Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola
Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola

El pre­si­dente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha seña­lado con cla­ridad me­ri­diana en la junta de ac­cio­nistas de la eléc­trica, ce­le­brada en Bilbao, que la cen­tral nu­clear de Garoña tiene los días con­ta­dos. “No fun­ciona desde hace cuatro años, no es viable eco­nó­mi­ca­men­te”, ase­gu­raba a pre­guntas de va­rios ac­cio­nis­tas.en la mañana de este vier­nes. Galán ha anun­ciado un in­cre­mento en el di­vi­dendo del orden del 30% hasta si­tuarse entre 0,37 a 0,40 euros por ac­ción

El presidente de la multinacional eléctrica española señaló que el dividendo crecerá el 30% en tres años, hasta la banda señalada. A la vez, Galán advirtió que el inconveniente que tiene Iberdrola para el cierre de la primera central española en pareada es que la propiedad es compartida con Nuclenor, por lo que habrá que contar con el visto bueno de esta sociedad.

Galán dijo que no creía que los accionistas de la sociedad le permitieran seguir manteniendo una central en pérdidas y fue incluso más allá, al comentar que la situación de esta central es extensiva a otras instaladas en territorio español.

Galán anunció que el plan de inversiones de 25.000 millones que se ha fijado la sociedad supondrá para los accionistas un incremento en el dividendo del orden del 30% en 2020, hasta situarlo en una banda entre los 0,37 y los 0,4 euros por acción.

Sánchez Galán se presentó ante los accionistas presentes en el Palacio de Euskalduna de Bilbao con unas cifras imbatibles. En los próximos tres años, la eléctrica va a invertir entre 24.000 y 25.000 millones en el crecimiento de la compañía. A energías renovables se destinarán 10.000 millones de euros y una cantidad similar a la extensión y digitalización de redes de distribución eléctrica. El resto, los 5.000 millones que quedan, está previsto que se inviertan en contadores inteligentes.

Iberdrola aprovechó el “Día del accionista” para hacer apostolado de la internacionalización de la compañía. “En México, espero que en dos años, nuestra producción de energía eléctrica supere la de España”. Iberdrola opera en este país desde hace 15 años. En cuanto a Estados Unidos, el presidente de la eléctrica indicó que la presencia en este país supone que cualquiera pueda recorrerlo de este a oeste y de norte a sur a través de la red que controla Iberdrola.

Cifras sociales

El máximo mandatario eléctrico español también aprovechó para sacar pecho sobre las cifras sociales que están detrás de la compañía. Indicó que las compras se situaron en los 10.000 millones de euros y se realizaron a 18.000 proveedores, con una creación de un cuarto de millón de puestos de trabajo.

Señaló que la multinacional ha abonado 5.800 millones de euros en impuestos, de los cuales 3.500 han ido a parar al Fisco español. Que el pasado año contrató a 2.600 personas o que la formación por empleado se situó en las 40 horas por persona al año, el triple que en Europa.

Artículos relacionados