Kutxabank estudia la venta de Informática de Euskadi a Accenture, según CCOO

Kutxabank
Kutxabank

La Federación de Servicios/Zerbitzuak de CCOO de Euskadi ase­gura que Kutxabank está ne­go­ciando la venta de la mayor parte de su par­ti­ci­pa­ción en Informática de Euskadi a Accenture y cree que ello su­pondrá "destrucción de em­pleo".

En un comunicado, ha indicado que, si este cambio societario fructifica, podría suponer "la integración operativa de dicha compañía vasca dentro de Accenture, hecho que acarrearía pérdida de puestos de trabajo y empeoramiento de las condiciones laborales", ha criticado.

El sindicato ha recordado que Informática de Euskadi es una empresa participada por Kutxabank y la consultora Accenture a partes iguales, con una plantilla de 325 personas.

Se encuentra ubicada en el Parque Tecnológico de Bizkaia y lleva 20 años encargándose principalmente del desarrollo informático de BBK anteriormente y en la actualidad, desde la fusión de las cajas vascas, de Kutxabank y CajaSur.

En opinión de CC.OO. las "probables" implicaciones de dicha operación sobre las condiciones laborales y el empleo de la plantilla actual van a ser "más que negativas". En concreto, ha aludido a la pérdida de puestos de trabajo provocada por el desmantelamiento de algunos departamentos, y el cierre de algunas líneas de negocio o su trasvase a otras empresas de Accenture.

También considera que se dará una pérdida de condiciones laborales. El sindicato ha precisado que, en la actualidad, la plantilla mantiene de forma temporal las condiciones laborales del convenio de oficinas y despachos de Bizkaia, pero "Accenture podría forzar a la empresa el paso al convenio estatal de Consultoras con peores condiciones".

Ante esta situación, CC.OO. ha solicitado a los socios de la compañía que firmen "un compromiso de mantenimiento de empleo y condiciones laborales con respuesta negativa".

El sindicato ha calificado de "incomprensible" que Kutxabank priorice una venta de participaciones, con una "escasa repercusión" en su balance, a las condiciones y el empleo de una de las principales compañías vascas que les presta servicio. A su juicio, con esta operación Kutxabank "renunciaría al control de una de las partes mÁs estratégicas de su negocio bancario, como es el desarrollo de servicios informáticos".

Artículos relacionados