DESDE EL PARQUET

Iberpapel cotiza con descuento

De sor­pren­dente ca­li­fican mu­chos ope­ra­dores la es­pec­ta­cular subida de Iberpapel en los dos úl­timos años que le ha lle­vado a marcar má­ximos en 31,25 euros por ac­ción.

A partir de ahí se ha empezado a producir una lógica toma de beneficios sin un soporte definido al menos hasta las inmediaciones de los 22 euros.

Los expertos, sin embargo, no temen un ajuste tan profundo y apuestan más por una recuperación a corto plazo para iniciar al menos un proceso de consolidación cerca de la zona de máximos.

Los analistas del Banco Sabadell consideran por ejemplo que pese a las subidas acumuladas la papelera cotiza aún muy por debajo de su valor de reposición. La tonelada instalada de una planta nueva, sin cogeneración, es de 1.000 euros, mientras que la acción refleja un valor por tonelada de 900 euros.

De este modo, sería mucho más barato comprar las fábricas de Iberpapel que construir unas idénticas. Eso implica que el grupo cotiza con un notable descuento en el mercado difícil de justificar. Máxime teniendo en cuenta los sólidos fundamentales de la compañía que destaca por tener una caja de 55 millones de euros por su elevada capacidad de generación de caja.

Factores que han venido alimentado los rumores de opa sobre la compañía en los últimos años. Más allá de estos dimes y diretes, los expertos de la firma catalana consideran muy interesante aprovechar las correcciones actuales para ir tomando posiciones en el valor, que puede dar una rentabilidad a final de año por encima del 15%.

Artículos relacionados