News Links

España gana en felicidad, Madrid y Barcelona bajan en carestía y Donostia estelar

NYT: ‘San Sebastián tiene la más alta den­sidad de es­tre­llas Michelin en Europa’

Plaza Catalunya, Barcelona
Plaza Catalunya, Barcelona

Un to­rrente de ran­kings he­chos pú­blicos en las úl­timas horas llegan con buenas no­ti­cias para España. Moderadamente bue­nas, no para tirar cohe­tes. Primero, España ya subido dos pues­tos, del 36 al 34, en la lista de países más fe­lices del mundo. La cla­si­fi­ca­ción del World Happiness Report 2017 la ha ela­bo­rado Columbia University de Nueva York y la pa­tro­cina la ONU, no en­ti­dades em­pre­sa­ria­les.

Sin embargo, España es el decimotercer país que más puntuación ha perdido durante la crisis, sólo algo mejor que Grecia e Italia en Europa y junto a Ruanda, Yemen, Ghana,, Botsuana y Venezuela, el último de la fila. En cabeza, Noruega adelanta a Dinamarca. Completan en Top Ten Islandia, Suiza, Finlandia, Holanda, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Suecia.

Una segunda clasificación este mismo martes la facilita la Economist Intelligence Unit de la revista The Economist. Identifica las ciudades más caras y más baratas para vivir,. Es algo que puede resultar como un punto de referencia clave en estos tiempos de Brexit y de exploración por parte de bancos y otras empresas para salir de la City y buscarse otra ciudad de acogida.

Las pistas del informe Worldwide Cost of Living 2017 son bastante relevantes porque de un año a esta parte se han producido cambios bastante drásticos. Sin ir más lejos y para quedarse en Londres, la capital británica se ha dado un topetazo: se ha desplomado 18 puestos en carestía, desde la sexta plaza a la 24. Y Manchester ha bajado 24 plazas. Las inseguridades del Brexit y la caída de la libra han pesado mucho en los últimos meses.

No quiere decir esto que sea necesariamente una mala noticia, porque puede atraer por sus precios más competitivos. Pero el bajón denota una atonía en la actividad, como se ve de manera más flagrante e inquietante viendo la lista desde lejos: Europa no está de moda. Si hace pocos años en el Top Ten había ocho ciudades europeas, ahora sólo son cuatro.

Asia está tomando el relevo: Singapur es la más cara y Hong Kong es la segunda. Tokio es cuarta, Osaka quinta y Seúl sexta. Las europeas: Zurich tercera, Ginebra séptima, París octava y Copenhague décima. Completa en noveno lugar Nueva York. Curiosamente, Asia también concentra las más baratas, con Bangalore, Chennai, Karachi, Mumbai y Nueva Delhi.

¿Y Madrid y Barcelona? El año pasado empataban en el puesto número 38 y las dos han cedido: seis puestos la capital y uno la ciudad condal. Si se reorganiza el ranking para analizar sólo el continente europeo: Barcelona aparece en el puesto 17 y Madrid en el 19. Una relativa buena señal es que todas las posibles competidoras para albergar organismos europeos como la Agencia del Medicamento o entidades financiera privadas están más arriba, es decir, que son más caras: Frankfurt la novena, Dublín la undécima, Milan la duodécima y Roma la decimoquinta.

Una tercera clasificación de todo punto extraoficial pero muy significativa es la que le adjudica este martes a San Sebastián una crónica firmada por Andrew Allen en la sección de Negocios de The New York Times. En Negocios, concretamente sobre propiedades inmobiliarias, no en Viajes ni en Gastronomía, como podría pensarse dado el carácter del artículo. Este es el título: ‘En el País Vasco, las casas con estrella Michelin están muy cerca’.

Y este es el liderato que le adjudica Allen a la capital guipuzcoana: ‘Tiene la más alta densidad de estrella Michelin en Europa’. Lo justifica con datos: ‘En un radio de 15 kilómetros brillan 16 estrellas, una zona en la que viven 185.000 habitantes’. Un rápido tecleo en la calculadora da otra cifra: una estrella Michelin por cada 11.500 residentes.

De todas formas, también es un apartado que dominan los asiáticos y más en concreto los japoneses. O más bien apabullan o marean: cuatro ciudades japonesas atesoran 429 restaurantes con un total de 557 estrellas Michelin. La primera, Tokio, con 226 restaurantes que suman 304 estrellas, seguida de Kioto (96 y 135), París (100 y 134), Osaka 91 y 117) y Nueva York (77 y 99).

También en esta ranking de estrellas figuran Barcelona y Madrid, cómo no. En el teórico puesto número once, Barcelona: 25 restaurantes con un total de 30 estrellas Michelin. Y en el 15, Madrid, con 14 restaurantes y 21 estrellas.

Artículos relacionados