Los bonus de Florentino et all, el resto de accionistas y la CNMV

Carlos March cede el testigo a la cuarta generación: su hijo Juan ...
Carlos March y su hijo Juan.

A pro­pó­sito de la co­ti­za­ción de ACS, el portal "Bolsamanía" ofrecía este lunes una su­ge­rente in­for­ma­ción sobre la evo­lu­ción bur­sátil de la cons­truc­tora que pre­side Florentino Pérez y las ventas ma­sivas de tí­tulos y la re­duc­ción de su par­ti­ci­pa­ción en el ca­pital de ACS, de casi el 15% hace menos de tres años a menos del 5% en la ac­tua­lidad por parte de los March.

Quizá esta evolución, que le ha dado significativas plusvalías a los March y su brazo inversor, Corporación Financiera Alba, ayuden a explicar algo su actitud y la aparente enemistad manifiesta con Florentino Pérez y el resto del equipo directivo. (ver http://www.bolsamania.com/noticias/directivos/acs-florentino-perez-marcelino-fernandez-superbonus-62-directivos--2581184.html)

Todo indica, según se deduce de los datos publicados, que los March tienen en su mano un arma potente para que Florentino Pérez y otros 62 directivos no alcancen el objetivo de cobrar unos 210 millones de bonus (de los 18 millones de Florentino a 14 millones a otros directivos de nivel alto y medio, por barba) que tienen como premio si ACS supera una cotización de 33,99 euros por título el próximo primero de mayo.

ACS se encuentra en una cotización de unos 31 euros, al cierre del lunes; es decir a un 8,5% de su objetivo. Es cierto que ACS podría aumentar su autocartera para sostener la acción e incluso para alcanzar la ansiada meta. Pero, en ese caso, la CNMV podría ser alertada del caso y la actual gestión de la constructora sería sujeto activo posible de una eventual investigación por manipulación obvia del precio de las cosas.

Sería ríidículo pensar que la actual gestión de ACS hiciera tal cosa, al menos de una manera tan burda. Tontos no son, pero también es cierto que los March tienen un 5% para vender y, por lo tanto, podrían reducir la subida de la cotización de ACS por medio de la venta de su participación, a la vista de que la cotización permanece anclada en torno a los 30 euros como consecuencia de la reducción de la participación de Los March, cuya salida de ACS es de libro por lo bien gestionada que ha estado.

Artículos relacionados