Álvarez-Pallete, a favor de este tipo de pactos en Europa y li­berar así ma­yores re­cursos para in­no­va­ción

Telefónica sella un acuerdo histórico con Vodafone para compartir su red de fibra

La es­pañola se ase­gura unos in­gresos fijos y la bri­tá­nica co­mer­cia­li­zará sus ser­vi­cios a 17 mi­llones de clientes

Telefonica
Telefónica.

Telefónica y Vodafone han se­llado un acuerdo his­tó­rico, según el cual, la mul­ti­na­cional bri­tá­nica podrá ac­ceder a la red de fibra óp­tica de la com­pañía es­pañola, tanto en las zonas de­cla­radas re­gu­ladas por la CNMC como de libre ac­ceso. Ambas so­cie­dades salen ga­nando. La pri­mera se ase­gura unos in­gresos im­por­tan­tes. Y la se­gunda podrá llegar a clientes donde, hasta hoy, no podía dar su­mi­nistro y poder ofrecer ser­vi­cios de banda ancha ultra rá­pida y de Televisión.

El pacto entre las dos telecos permite que Vodafone tenga, a partir de ahora, acceso a toda la red de fibra que Telefónica tiene desarrollado en las zonas no reguladas y en las que la compañía británica se veía obligada a invertir si quería competir. En estas zonas que incluye a las 66 mayores localidades españolas -equivalente al 35% de la población-, Telefónica no está obligada ofrecer servicios a mayoristas a sus rivales por existir competencia. En cambio, en el resto del territorio la teleco española estaba obligada por la CNMC a compartir sus redes mediante el pago de un canon, aun por delimitar.

Vodafone da un paso firme en su necesidad de llegar de forma rápida al mayor número de unidades inmobiliarias y poder destinar parte del dinero que debía dedicar a ampliar la red de fibra óptica a otros proyectos como la mejora de la red de móvil o la televisión de pago. Pese a la fuerte inversión que había hecho con ONO, la multinacional no lograba ser competitiva en banda ancha, ya que Telefónica le llevaba bastante ventaja.

Telefónica dispone de 17 millones de unidades inmobiliarias cubiertas con fibra FTHH lo que le va a permitir a Vodafone comercializar sus servicios de fibra hasta esta cifra frente a los 15 millones actuales. Abre también una importante brecha con su otro competidor Orange con una cobertura actual de 9,6 millones de hogares y con un objetivo para llegar a los 14 millones de unidades en 2019.

Mayores ingresos para Telefónica

Respecto a Telefónica, el acuerdo es igualmente ventajoso por cuanto que le asegura un nivel de ingresos que antes no tenía, lo que le va a permitir rentabilizar las fuertes inversiones que está realizando en el desarrollo de su red. Además, hay que tener en cuenta que la compañía que preside José María Álvarez-Pallete estaba obligada por la CNMC a compartir su fibra con otros operadores.

Álvarez-Pallete se ha declarado precisamente partidario de compartir las redes entre operadores de telecos en Europa, ya que, según señala, esto permitirá librar recursos para fomentar la inversión en innovación y desarrollo en la región. Según ha señalado, en los últimos años se ha invertido mucho en Europa en construir demasiadas redes, lo que ha impedido destinar más recursos a la innovación.

“Hay que tomar una decisión de equilibrio de entre cuántas infraestructuras queremos por país y fomentar la compartición de infraestructuras”, ha expresado. En este sentido, considera que “España puede sacar pecho de las infraestructuras que tiene”, ya que ha logrado en plena crisis ser el tercer país con más fibra del mundo tras Japón y Corea del Sur, “lo que le legitima ante sus socios europeos”.

Según la nota emitida por Telefónica y Vodafone, el acuerdo, basado en el compromiso de compra de cinco años, “pone en valor las sinergias que se generan al acceder Vodafone a la red de Telefónica, lo que incrementa su grado de utilización y, por tanto, la eficiencia del despliegue y la optimización de la inversión para ambos”.

La subida del valor

La teleco española ha cerrado en las últimas fechas importantes operaciones que la están sirviendo para subir la cotización en Bolsa. El valor está cerca de los 10,50 euros con un recorrido, según algunos analistas, hasta los 13,50 euros. Las agencias de rating ya no ven en la compañía el elevado nivel de riesgo que manejaban antes por culpa de su elevada deuda y su apalancamiento.

La reciente venta del 40% del capital de la filial Telxius al fondo KKR por 1.275 millones de euros va a permitir recortar el endeudamiento en un 2,65% y situarlo en unos 47.300 millones de euros, lo supondrá 2,87 veces el ebitda. El objetivo del equipo financiero es recortar al máximo el endeudamiento de la teleco para rebajar la presión por parte de las agencias de rating, de ahí que la reciente venta del 40% del capital de Telxius haya sido un excelente balón de oxígeno para la compañía.

Por otro lado, la compañía acaba de reforzar su presencia en Alemania tras comprar un 6% de la filial Telefónica Deutschland a KPN por unos 740 millones de euros. La operación la ha realizado con parte de su autocartera. De esta forma, Telefónica amplía su participación del 63,20% al 69,2% en la filial germana, una de las empresas que más ingresos aporta a la matriz. Telefónica Deutschland cuenta con 49,3 millones de clientes y está previsto que reparta un dividendo este año de 0,25 euros por acción.

Artículos relacionados