ANÁLISIS

Linde encuentra dificultades para sustituir a los directivos investigados por Bankia

Inspectores de la en­tidad dudan del al­cance del in­forme sobre la crisis fi­nan­ciera es­pañola

Luis María Linde, Banco de España
Luis María Linde, Banco de España

El Banco de España está te­niendo mu­chas di­fi­cul­tades para sus­ti­tuir a los tres di­rec­tivos que pre­sen­taron su re­nuncia tras co­no­cerse que la Audiencia Nacional les había impu­tado por su par­ti­ci­pa­ción en el caso Bankia. Según la nota que emitió el Banco de España el pa­sado día 13, pre­sen­taron su re­nuncia dos res­pon­sa­bles de la Supervisión del sis­tema fi­nan­ciero ges­tio­nada por la en­tidad y uno de Inspección.

Este miércoles hay prevista una reunión del Consejo de Gobierno del supervisor que podría poner fin a esta situación. Existe la posibilidad que se reestructure también el reparto de competencias entre las direcciones generales de regulación y supervisión. Fuentes del Banco de España han eludido pronunciarse al respecto.

Lo que sí explicaban en la mencionada nota de prensa sobre la renuncia de los ejecutivos es que la habían presentado para que su citación ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, no afectara al desarrollo de las funciones de control del sistema financiero que realiza la entidad. Se trata de Mariano Herrera García-Canturri, Director General de Supervisión; Pedro Comín Rodríguez, Director General Adjunto de Supervisión y Pedro González González, Director del Departamento de Inspección IV.

Las renuncias fueron presentadas un día más tarde en la sesión de la Comisión Ejecutiva del Banco de España que tuvo lugar el 14 de febrero. 16 días más tarde, los máximos dirigentes no habían logrado encontrar sustitutos a los dimitidos.

Según las diversas fuentes consultadas por capitalmadrid.com el proceso de selección de los nuevos responsables está a cargo del nuevo subgobernador, Javier Alonso. Funcionario del Banco de España desde los años 70, durante años ha pasado como uno de los colaboradores más próximo del exsubgobernador Javier Arístegui, también investigado por la Audiencia Nacional por el caso Bankia.

Este último solo ha presentado su dimisión temporal como miembro del Comité Administrativo de Revisión del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) dependiente del Banco Centra Europeo. Este comité está compuesto por cinco miembros, entre ellos Aríztegui, cuya función fundamental es el examen interno de las decisiones supervisoras adoptadas por el BCE. El banco con sede en Fráncfort estudia si la renuncia de Aríztegui debe ser de carácter definitivo

En cuanto a las dificultades del subgobernador para encontrar sustitutos a los ejecutivos dimitidos se deben entre otras razones a que entre los 8 y 10 candidatos que se han barajado en los últimos días para sustituirles, los que se encuentran con mejores cualificaciones profesionales se da ola casualidad de que a lo largo de su vida profesional han intervenido en la supervisión ya sea de Caja Madrid o de su continuadora Bankia.

Entre el conjunto de inspectores había un cierto nerviosismo este martes pues se daba por hecho que estaban convocados para hoy tanto la Comisión Ejecutiva como el Consejo de Gobierno del Banco de España para salir de esta situación inusual de tres semanas sin director general ni director general adjunto de Supervisión. Los históricos del lugar, entre ellos incluso preparadores de los actuales inspectores con posibilidades de ascenso, no recuerdan nada similar.

Consultado el Banco de España ha declinado hacer ninguna precisión sobre como se prepara el relevo, recordando la tradición de la entidad de no anunciar nunca previamente las reuniones de la comisión ejecutiva o del consejo de Gobierno.

En cuanto a la elaboración del informe sobre la actuación del Banco de España durante el período de la crisis, consideran algunos inspectores que algo así se hizo ya con ocasión de la firma del Memorando de Entendimiento con la Unión Europea para el rescate del sistema financiero español.

Recuerdan que el trabajo lo dirigió el exconsejero Ángel Luis López Roa, justamente al que ha venido a sustituir tras finalizar su mandato improrrogable según la normativa, Fernando Eguidazu.

Según los inspectores consultados, López Roa tenía todos los conocimientos tanto de la situación económica española como de los aspectos técnicos para poder realizar un informe como el que ha anunciado el banco.

Por el contrario consideran que Fernando Eguidazu no es un experto en el ámbito financiero y menos en los aspectos técnicos de la supervisión y regulación, condiciones necesarias para la elaboración el mencionado informe.

Añaden además que las dos personas que coordinarán los trabajos bajo su supervisión, la adjunta al subgobernador y el adjunto al director de supervisión, a los que califican como excelentes profesionales, no reúnen las condiciones adecuadas para el trabajo que se ha anunciado.

Artículos relacionados