News Links

Londres ya da por hecho que Rajoy y Theresa May están de acuerdo en el Brexit

España tam­bién ha ga­nado puestos en la lista de amigos de EEUU

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy.

Rajoy dijo una cosa tras en­tre­vis­tarse con la pri­mera mi­nistra bri­tá­nica Theresa May en la cumbre de la Valeta. Y Theresa May dejó caer algo dis­tinto. No muy di­fe­rente, pero sí puso un paso más cerca la en­tente entre ambos para ace­lerar y tran­qui­lizar cuanto antes a los ex­pa­triados re­cí­procos en las ne­go­cia­ciones del Brexit. Así re­lató un por­tavoz de May la po­si­ción de Rajoy: ‘Dijo que ne­ce­si­tamos llegar a un acuerdo sobre de­re­chos re­cí­pro­cos’.

Ampliación sobre esa conversación bilateral Rajoy-May: ‘Hablaron de los derechos recíprocos y coincidieron en que es un aspecto en el que sería bueno llegar pronto a un acuerdo. Nosotros creemos firmemente que es un tema que hay que resolver pronto. Hay algún acuerdo básico entre los estados miembros de la UE, pero no en todos’.

Rajoy había declarado poco antes que le pidió a May la aceleración de todo el proceso del Brexit para no eternizar una situación transitoria y que era partidario de abordar con ‘generosidad’ las negociaciones para mantener las relaciones ‘humanas y comerciales’. Recordó que en Reino Unido hay más de 100.000 y españoles y que en España viven más de 300.000 británicos. Pero negó que vaya a haber una negociación bilateral en ningún sentido: ‘La Unión Europea va a ir unida’ a la mesa negociadora del Brexit.

O sea, que hay matices entre la versión española y la británica de la conversación. Y la prensa londinense, en especial los tabloides famosos por sus estridentes titulares, se lo toman como una gran victoria. El mero hecho de que Londres y Madrid quieran cerrar las garantías para los ciudadanos de ambos países residentes en el otro le hace lanzar un ‘¡Hurra! a Jeff Farrell en el Daily Star. Añade: ‘Victoria para los expatriados tras enfilar Theresa May un acuerdo de garantías para los británicos que viven fuera’.

Tan seguro y tan contento está Farrell que no tiene empacho en escribir: ‘Había miedo de que tuvieran que hacer las maletas para volver a casa después de que nos vayamos de la UE. Pero la primera ministra Theresa may dice que está en el horizonte el acurdo para permitirles la estancia en el extranjero. El avance se produjo tras la reunión del presidente español Mariano Rajoy con May en un esfuerzo por llegar a un ‘pronto acuerdo’ sobre la cuestión’.

El Daily Mirror también emplea gruesa tipografía en su titular: ‘Theresa May se acerca a un acuerdo para miles de expatriados en España que afrontan perder sus derechos tras el Brexit’. En su crónica, Ben Glaze y Dan Bloom no justifican para nada el titular, pero sí ponen el dedo en la llaga, o señalan un posible punto de fricción entre Madrid y Berlín.

Lo hacen con otra cita del portavoz de Downing Street para ‘aclarar’ el hecho de que ‘no en todos’ los países se piensa que hay que solucionar desde el minuto uno la situación de los expatriados. Comenta el portavoz tras la reunión Rajoy-May: ‘No hemos entrado en quién sí y quién no’. Ni falta que hace, porque Glaze y Bloom recuerdan que Alemania se ha opuesto tajantemente a adelantar acuerdos parciales, por mucho que tenga componentes humanos la angustia de los residentes europeos en Reino Unido y de los británicos en Europa.

En el Daily Mail, Tim Sculthorpe recuerda igualmente: ‘May propuso un acuerdo rápido sobre derechos recíprocos de ciudadanos británicos y europeos, pero la idea fue rechazada por la canciller alemana Angela Merkel’. Y en efecto, Merkel no quiere abrir para nada el melón hasta que Londres no active oficialmente el Brexit.

¿Ha querido Theresa May forzar la mano con la interpretación británica de la charla con Rajoy? ¿Quiere sembrar cizaña en la amistad entre Angela y Mariano, que también se cogieron de la mano en su primera entrevista hace años, igual que ha hecho la primera ministra con Trump? No parece que vaya a lograr sembrar la discordia, aunque sí hay elementos para confiar en que se garantizarán los derechos de los expatriados mutuos, aunque por sus pasos, dentro del acuerdo final.

Amistad. La amistad es el centro de una encuesta que no tiene nada que ver con todo lo anterior pero sí con los países: España, Reino Unido, Alemania…, y EEUU. El sondeo de la organización YouGov ha calibrado la percepción entre los estadounidenses sobre 144 países. ¿Son amigos, enemigos, aliados, inamistosos? Sobre los resultados, The New York Times ha hecho una valoración y una comparación con otra encuesta de hace tres años.

Entre los datos más llamativos está el siguiente: Reino Unido no es paradójicamente el país percibido como más amigo de EEUU. Sí lo era en 2014, pero ahora ha caído a la segunda plaza. Ha cambiado lugar en el podio con Canadá. Australia es tercero y cuarto Francia, que ha pegado un salto mortal dese el vigésimo puesto hace tres años.

Otro dato en cierta medida chocante tratándose de EEUU: España está por delante de Israel en la percepción de amistad. Ocupa la plaza número 15, cuatro mejor que la 19 de 2014. Pero es que Israel se ha desplomado desde el sexto puesto hasta el 16. En todas estas valoraciones hay sus matices entre republicanos y demócratas. Por ejemplo, En estos tres años España ha bajado del noveno al decimocuarto según la valoración de los demócratas, pero ha subido entre los republicanos del 26 al 15.

Por la parte de atrás, el último de la fila, el país que se considera más enemigo de EEUU es Corea del Norte, como no podía ser menos después de tantas amenazas histriónicas de ataque nuclear. Luego siguen Irán, Siria, Irak, Afganistán, Libia, Rusia…

Artículos relacionados