Telefónica y Huawei incluyen la virtualización de las redes móviles en su acuerdo de colaboración

Telefónica
Telefónica

Telefónica y Huawei han fir­mado una ex­ten­sión del marco del acuerdo es­tra­té­gico de in­no­va­ción en 5G y NG-RAN, la nueva ge­ne­ra­ción de tec­no­logía mó­vil, fir­mado en junio de 2016 para in­cluir nuevas fun­cio­na­li­dades para la vir­tua­li­za­ción de las Redes Móviles, lo que per­mite op­ti­mizar la in­terfaz ra­dio.

Según explica en un comunicado conjunto, ambas partes han coincidido en que la tendencia de la industria se dirige hacia la virtualización de las redes móviles y han alcanzado un consenso en cuáles son los cuatro principales requisitos.

"Con el firme desarrollo de la banda ancha móvil y el crecimiento explosivo de las aplicaciones digitales, han aparecido nuevos retos a los que hacer frente desde la evolución de la red", inciden Telefónica y Huawei.

En este contexto, remarcan que las diferentes aplicaciones y escenarios de uso tienen requerimientos totalmente diferentes en cuanto a la velocidad de transferencia de datos (que pasa de Kbps a Gbps) y al tiempo de respuesta (que pasa de segundos a milisegundos), así como que las zonas cargadas de la red proliferan y se hacen más impredecibles.

Ante este escenario, las empresas subrayan que dotar de una cobertura total con red móvil "lleva demasiado tiempo", por lo que ello supone un obstáculo para las ratios de subscripción de las nuevas tecnologías.

Para afrontar estos retos, Telefónica y Huawei coinciden en varios puntos que la virtualización de las redes móviles debe cumplir. En concreto, resaltan que la virtualización total es la dirección correcta en la evolución de la red móvil, así como que la virtualización de la red móvil tendrá tres características: el uso eficiente de los recursos, el despliegue según demanda y la agilidad en la configuración de servicios.

En esta línea, aseguran que la Red de Acceso Radio (RAN) necesita una nueva arquitectura de red más flexible, tanto desde el punto de vista de topología como de distribución de recursos, y apunta que los recursos de la interfaz radio como el espectro, la potencia de la señal o los canales de comunicación necesitan mecanismos de compartición entre las diferentes tecnologías (3G, 4G, y en el futuro 5G) para permitir a los operadores desplegar nuevos servicios de manera más flexible y ofrecer la mejor experiencia al usuario.

Telefónica y Huawei subrayan que el desarrollo de la virtualización de las redes móviles requiere el esfuerzo conjunto de operadores, suministradores de equipos, fabricantes de chips y terminales, así como de otros actores de la industria.

En este contexto, afirman que redoblarán sus esfuerzos en la virtualización de las redes móviles para acelerar la investigación, la estandarización y su posterior despliegue comercial y hacen un llamamiento a otros actores de la industria de las telecomunicaciones a colaborar en el desarrollo conjunto de redes móviles completamente virtualizadas.

Artículos relacionados