DESDE EL PARQUET

Nicolás Correa se aleja del abismo

Nicolás Correa logró romper todos los obs­táculos la se­mana pa­sada en su pro­ceso de re­cu­pe­ra­ción, si­tuán­dose en el mejor nivel desde 2009. Un avance pro­vo­cado por un sinfín de es­pe­cu­la­ciones es­pe­cial­mente re­la­cio­nadas con la reac­ti­va­ción de su ne­gocio en las fe­rias in­ter­na­cio­na­les.

Recientemente, el fabricante de maquinaria ha estado en India con unas sensaciones de actividad para 2017 muy positivas.

A ello se suma la entrega de nueva maquinaria en Alemania, donde estará en una nueva feria a comienzos de marzo y un mes después estará en Francia. Las miradas, sin embargo, se centran sobre todo en la feria que se celebrará en China a mediados de abril. Las expectativas de nuevos pedidos de maquinaria son excelentes con la reactivación de la economía del gigante asiático.

Estas buenas vibraciones, según los que conocen la trastienda de la compañía, son fruto de los esfuerzos de los últimos meses por potenciar su I+D, permitiendo al grupo destacar con maquinaria de alta tecnología y disparando el volumen de contratación de formo sorprendente.

Algunos no dudan en dejarse llevar por la euforia al considerar que este volumen de pedidos puede incluso hacer revertir la reciente decisión del grupo de cerrar su planta de Itziar en el País Vasco para trasladar todo su proceso productivo a Burgos, lo que había puesto en pie de guerra a la plantilla de la fábrica de la localidad vasca, obligada a trasladarse.

Las subidas en Bolsa han sido inmediatas con avances en un solo día de más del 20%, como el del pasado jueves, moviendo cerca de un 15% de su capital en una sesión, y haciendo rebotar al valor por encima de los 2,6 euros. De este modo, acumula un alza del orden del 50% en el año Los más optimistas aseguran que el valor puede ser uno de los grandes protagonista de este año, pudiendo llegar a multiplicar su precio en los próximos meses por más de cuatro después de haber estado al borde del abismo.

Artículos relacionados