Los bancos con tipos más agre­sivos su­cumben a la pre­sión y los bajan en fe­brero

La banca da otra vuelta de tuerca a la cada vez menor rentabilidad de los depósitos

El tipo medio baja a un tes­ti­mo­nial 0,1% a 12 y 24 meses y se de­rrumba al 0,07% a más plazo.

BBVA
La banca ya no retribuye los depósitos.

Banco Finantia Sofinloc (BFS) es una de las en­ti­dades más ge­ne­rosas en España a la hora de re­tri­buir el aho­rro. Desde oc­tubre del año pa­sado, BFS había aguan­tado in­có­lume el alu­vión de re­bajas que otros com­pe­ti­dores ha­bían prac­ti­cado a su oferta de de­pó­si­tos. Hasta este mes de fe­brero, cuando ha re­du­cido un 0,10% la ren­ta­bi­lidad de sus de­pó­sitos a 12, 18, 25 y 36 me­ses. Como otras en­ti­da­des, no puede man­tener di­fe­ren­ciales tan ele­vados res­pecto a la media del mer­cado, que se han des­plo­mado.

Ahora, BFS está ofreciendo el 1,00% TAE a 12 meses, el 1,05% TAE a 18 meses, el 1,10% TAE a 25 meses y el 1,35% a 36 meses. Otro grupo que en los últimos años ha marcado las diferencias en el mercado español es Banco Pichincha. La entidad (que en su día llegó a ofrecer un extratipo extraordinario del 4%) también acaba de reducir la rentabilidad de sus depósitos a 12 y 18 meses a partir de 100.000 euros hasta el 0,90% TAE frente a los niveles anteriores por encima del 1%.

Se trata de la última vuelta de tuerca a un movimiento imparable en las últimas semanas. En diciembre, Self Bank redujo desde el 2,5% al 2% la rentabilidad de su Depósito bienvenida para nuevos clientes, mientras que ING lo hizo en enero rebajando su depósito también para dinero nuevo a 2 meses desde el 1,5% al 1% (pagaba el 1,9% a tres meses en abril de 2016).

Mientras, entidades tan agresivas como la maltesa Easisave (conocida por ofrecer los tipos más altos del mercado) ha aplicado este mes de febrero un gran recorte a los rendimientos en todos los plazos de los depósitos que ofrece en España de hasta 1,10 puntos porcentuales. Otros como Novo Banco retiró en enero su depósito al 1,25% TAE.

“Es en estas entidades, en las que tienen ofertas muy potentes, en donde vamos a seguir viendo rebajas, porque en la gran banca española las rentabilidades son ya insignificantes. Lo normal es que todavía veamos más descensos, porque la horquilla que hay entre los tipos más altos del mercado y los medios es difícilmente asumible por las entidades en términos de coste”, señalan fuentes del sector.

Salidas millonarias

Las cifras son incontestables. Según los datos del Banco de España, hasta un año la rentabilidad media de estos productos es del 0,10%. La cifra se amplía hasta el 0,13% hasta dos años y se desploma hasta niveles testimoniales del 0,07% por encima de los dos años. Unas cifras que explican por qué en 2016 salieron 60.394 millones de euros de los depósitos a plazo a la caza y captura de destinos más rentables.

En cualquier caso, los tipos que ofrecen BFS, Banco Pichincha o Banca Farmafactoring (a pesar de los recortes, son los bancos extranjeros los que todavía mantienen alto del pabellón de los extratipos) siguen siendo interesantes para los ahorradores muy conservadores que no quieren tomar riesgos en el mercado de renta variable, bien directamente o bien a través de fondos de inversión.

La mejor alternativa para este segmento de inversores es trasladar el dinero hacia las cuentas de ahorro remuneradas, que aunque también han sufrido un importe ajuste a la baja de sus rentabilidades (y de las comisiones, como en el caso de Banco Santander, que ya cobra 6 euros mensuales en su Cuenta 1,2,3) ofrecen tipos en algunos casos más altos que los propios depósitos. Además, tienen la ventaja de una mayor liquidez y disponibilidad del dinero.

Artículos relacionados