Globalvía se hace con el control de una de sus dos autopistas en el país por unos 200 millones

Autopistas en México
Autopistas

Globalvía ha ele­vado al 55,5% su par­ti­ci­pa­ción en una de las dos au­to­pistas que tiene en Portugal, la Beira Interior Scutvias, al com­prar un 22,2% adi­cional de la firma SDC Investimentos, según in­formó el grupo de con­ce­siones de in­fra­es­truc­tu­ras.

La operación se ha cerrado por unos 200 millones de euros, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Se trata de la segunda inversión que la compañía controlada por tres fondos internacionales realiza en los últimos meses tras la compra a finales del pasado año de una autopista en Estados Unidos, una operación con la que desembarcó en este país.

Globalvía enmarca estas operaciones en la estrategia de crecimiento que actualmente desarrolla y en su apuesta por el país vecino.

La autopista Beira Interior es una vía de 198 kilómetros de longitud que discurre por el centro de Portugal, entre las ciudades de Abrantes y Guarda, y que registra un tráfico de unos 22 millones de vehículos al año. La vía contribuye a canalizar, entre otros, el tráfico procedente del Norte de España con destino a Lisboa.

Se trata de un activo 'joven', dado que se puso en servicio hace apenas una década, en 2015, y actualmente cuenta aún con un plazo de concesión de 18 años, hasta el año 2035.

La operación ha incluido la adquisición del mismo porcentaje adicional en las compañías que prestan servicios de operación, mantenimiento y gestión de peajes en la autopista, MRN y Portvias.

Se trata de una de las dos concesiones que Globalvía tiene en Portugal, la otra es la Trasmontana. En total, el grupo controlado por tres fondos internacionales está presente en ocho países en los que suma una cartera de 29 concesiones de autopistas y ferrocarriles, además de un hospital y un puerto.

Artículos relacionados