DESDE EL PARQUET

BME, riesgo y oportunidad

La li­be­ra­li­za­ción del ne­gocio de las Bolsas que arrancó en 2007, re­for­zada el pa­sado mes de abril con la re­forma del sis­tema de com­pen­sa­ción y li­qui­da­ción, obli­gará a BME, el prin­cipal gestor de los mer­cados en España, a rein­ven­tarse si no quiere se­guir per­diendo cuota de mer­cado.

El fin último de los nuevos cambios legislativos es migrar todo el sistema a la plataforma Target 2 Securities, la plataforma de liquidación centralizada creada por el Banco Central Europeo, lo que abre las puertas de par en par a nuevos competidores.

Las plataformas rivales como Bats o Turquoise lograron en 2016 una cuota de mercado enre ambaas de más del 31% en la negociación de los valores que conforman el Ibex 35; según cifras de Fidessa empresa británica que proporciona sistemas de Software para operar en Bolsa. BME, por su parte, mantuvo una cuota de mercado superior al 68%, pero ya empieza a notar la presión teniendo en cuenta que en 2011 su supremacía alcanzaba el 98,2%.

La entrada en vigor de la Mifid a partir de enero del próximo año puede agravar aún más esta pérdida de negocio, ya que esta directiva promueve entre los intermediarios de los mercados de valores la utilización de las distintas plataformas para fomentar la competencia y la libertad de elección.

De momento, BME cuenta con la ventaja de la liquidez frente a los mejores precios de sus competidores, además de una dilatada experiencia en el desarrollo de negocios. Factores que llevan a los operadores a considerar que la pérdida de cuota de mercado no será demasiado preocupante a medio plazo, aunque para ello BME debe dar un paso al frente y empezar a tomar medidas en su desarrollo de negocios.

En este sentido, destacan los expertos, noticias como la adjudicación de un contrato para la modernización del Sistema Financiero Argelino indican que la compañía va por el buen camino. El proyecto, que realizará en colaboración con AFI y Almis, consiste en el análisis, diseño e implementación de plataformas informáticas para la automatización de los sistemas de información de las instituciones intermediarias de mercado . Este contrato muestra, según la compañía, el potencial de innovación del grupo y su capacidad para ofrecer asesoramiento y soluciones tecnológicas a otros países. Un valor añadido respecto a sus principales competidores.

Más allá del efecto positivo que puedan tener estas noticias, el valor mantiene un suave proceso de recuperación desde los mínimos del año pasado, sobre los 20 euros por acción, tras el desplome general provocado por el Brexit.

Una mejora, impulsado por una progresiva recuperación de la actividad negociadora, que le ha llevado a superar de nuevo la cota de los 29 euros para situarse en puertas de una importante zona de congestión sobre la psicológica cota de los 30 euros. Un nivel difícil de superar a medio plazo si la compañía no encuentra nuevos catalizadores que impulsen su cotización.

Artículos relacionados