Monitor de Innovación

Acuerdo para que los usua­rios puedan dis­fru­tarlos cuando viajen a otro país miembro

Netflix y Spotify se liberan de los muros geográficos en la UE

La por­ta­bi­lidad tendrá un lí­mite tem­poral para evitar los abusos

Spotify
Spotify

Dentro de poco, viajar a algún país de nuestra ór­bita no será óbice para dis­frutar de la sép­tima tem­po­rada de ‘Juego de Tronos’. Representantes de la cú­pula eu­ropea al com­pleto -Consejo, Parlamento y Comisión- han lle­gado a un acuerdo para de­rribar las ba­rreras que im­piden que los usua­rios de ca­nales de ‘streaming’ como Netflix o Spotify puedan dis­frutar de los ser­vi­cios a los que están ads­critos cuando viajan a otro Estado miembro de la UE.

La presidencia de turno de la Unión -ostentada este semestre por Malta- hizo el anuncio oficial el pasado día 7, después de ejercer de árbitro en las negociaciones entre los países miembros y las tres principales instituciones europeas.

Portabilidad

Hasta ahora, era imposible acceder a los servicios si éstos no estaban disponibles en el país visitado. El acuerdo dará paso a una suerte de ‘portabilidad’ similar a la de los servicios de telefonía, que transferirá los contenidos que tenga contratados el usuario de su país de origen al Estado donde se encuentre.

La gobernanza europea da así un paso más hacia la libre circulación de servicio en el continente después de acabar con el sobrecoste para las llamadas desde otros países -el llamado roaming- a principios del presente mes, tras un largo período negociador de 10 años.

Andrus Ansip, vicepresidente responsable del mercado único digital, celebró el logro alcanzado: “La futura normativa permitirá a los consumidores acceder a sus servicios de contenidos en línea cuando viajan por la UE igual que en su país. Por ejemplo, cuando un consumidor francés se abona a los servicios en línea de películas y series de Canal+, podrá acceder a las películas y series disponibles en Francia cuando vaya de vacaciones a Croacia o en viaje de negocios a Dinamarca”.

“El acuerdo aportará beneficios concretos a los europeos. Quienes se hayan abonado a sus series, música y deportes favoritos en su hogar podrán disfrutarlos cuando se desplacen por Europa. Se trata de un nuevo paso importante para eliminar barreras en el mercado único digital”, destacó Ansip.

Eso sí, se han tomado medidas para evitar los abusos: aunque no habrá un número concreto de días de uso máximo, la portabilidad será temporal, restringida a períodos vacacionales o viajes de trabajo. Además, los proveedores de servicios estarán obligados a verificar el país de residencia de los usuarios para evitar fugas masivas a los países más baratos.

El texto debe ahora ser ratificado por la Eurocámara y el Consejo. la normativa Si todo marcha según lo previsto, a comienzos del año próximo el acuerdo será de aplicación en todos los Estados miembros.

@josesmendoza81

Artículos relacionados