El valor de la ac­ción casi se ha mul­ti­pli­cado por cinco en poco más de tres años

La bolsa premia las adquisiciones de MásMóvil, que ya vale más de 600 millones

El MAB se queda muy pe­queño para el cuarto ope­ra­dor, que prevé dar el salto al mer­cado con­tinuo este se­mestre

MasMovil
MasMovil

Paso a paso, de forma im­pa­ra­ble, la co­ti­za­ción de MásMóvil sigue ba­tiendo ré­cords en el mer­cado bur­sá­til. La com­pañía, que el pa­sado 7 de fe­brero su­peró por pri­mera vez el listón his­tó­rico de los 30 euros por ac­ción, apenas ha ne­ce­si­tado cuatro se­siones más para es­calar hasta los 31 y su­perar los 600 mi­llones de euros de valor de mer­cado. El cuarto ope­rador de te­le­fonía se ha con­ver­tido en una gran his­toria de éxito en la bolsa, que de mo­mento solo co­tiza al alza la agre­siva his­toria de cre­ci­miento del grupo.

El último gran tirón de la cotización ha coincidido con el anuncio de la compra del operador móvil virtual Llamaya por un importe global de algo más de 40 millones de euros. El mercado ya dado el visto bueno a la enésima operación de compra del grupo, que aún está digiriendo las potentes adquisiciones de Yoigo y Telephone que han colocado a la compañía sólo por detrás de Movistar, Orange y Vodafone en el selecto grupo de los operadores de telecomunicaciones españoles.

“El equipo gestor ha demostrado capacidad para sacar adelante el proceso de consolidación de las enormes compras realizadas. De momento el grupo no ha dado sorpresas negativas y se ha ganado el favor de los inversores y de los analistas. Hay muchas compras de grandes gestoras nacionales e internacionales”, aseguran en una firma de bolsa que recuerda que las estimaciones de los analistas todavía superan el actual valor de la acción, que sube más de un 15% este año.

Las firmas que siguen el valor (cada vez son más, entre ellas algunas de las grandes internacionales como Barclays) adjudican a MásMóvil un precio objetivo cercano a los 33 euros. Por lo tanto, la compañía aún no habría agotado todo el potencial de una subida que está sorprendiendo por su velocidad. Cuando acabó 2013, la compañía valía alrededor de 6,5 euros por acción. Ahora, poco más de tres años después de subidas ininterrumpidas, vale casi cinco veces más.

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) se ha quedado muy pequeño para una compañía que a golpe de adquisiciones ya tiene más de 4,5 millones de clientes de telefonía móvil con un capital muy diversificado. Tras la ampliación de capital de 160 millones de euros cerrada el pasado mes de junio, el capital del grupo se ha llenado de VIPs como la Familia Del Pino, Rafael Domínguez de Gor (Mayoral) o la familia Ybarra Careaga.

Sinergias

“El mercado está descontado una gran beneficio derivado de las sinergias que generan las compras. Sólo con la compra de Llamaya la compañía espera un mejora del ‘ebitda’ de hasta 10 millones de euros cuando la empresa adquirida se incorpore al perímetro de MásMóvil por los beneficios de los acuerdos de ‘roaming’ que ha firmado el grupo”, señalan fuentes del sector que recuerdan que las sinergias están muy lejos de alcanzar la velocidad de crucero.

Por ejemplo, la firma Haitong cree que MásMóvil tiene una capacidad para generar sinergias de hasta en 762 millones de euros. A la espera de la publicación de los resultados de 2016, los inversores están poniendo toda la carne en el asador apostando por una mejora sustancial que no solo avale la gran subida de MásMóvil en bolsa, sino que le dé continuidad.

Las previsiones para este año y el siguiente son muy exigentes. Barclays prevé que los ingresos del grupo alcanzarán los 1.129 millones de euros en 2017, con un ebitda de 141 millones. Para 2018 ambos indicadores saltarían hasta los 1.191 y los 193 millones de euros.

Artículos relacionados