Fue clave como gobernador del Banco de España en el intento de asalto de Sacyr

Jaime Caruana: 'En absoluto sucederé a FG en el BBVA'

Su mandato al frente del BIS, que concluía en marzo, se prolonga hasta final de año

Jaime Caruana
Jaime Caruana

El director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), Jaime Caruana, todavía estará en ese cargo hasta finales de año y descarta por completo en convertirse en el delfín en la sombra de un Francisco González (FG) que dejará la presidencia del BBVA en 2019, cuando alcance los 75 años de edad. Caruana fue en su momento, como gobernador del Banco de España, un personaje clave ante el intento de Luis del Rivero, aún como presidente de Sacyr, de convertirse en el primer accionista del BBVA.

"No, en ab­so­luto" niega Jaime Caruana la po­si­bi­lidad de que sea la per­sona ele­gida por Francisco González para tomar las riendas del BBVA, año en el que FG de­berá dejar la pre­si­dencia del grupo ban­cario es­pañol al cum­plir 75 años y tras la re­no­va­ción, hace ahora casi un año, para un nuevo man­dato por tres años.

Así de ro­tundo se muestra el di­rector ge­neral del Banco de Pagos Internacionales (BIS), cuando en­cara la recta final de su man­dato al frente del or­ga­nismo con sede en Basilea. En un prin­ci­pio, Jaime Caruana de­bería de dejar ese cargo a fi­nales del pró­ximo mes de marzo, antes de cum­plir los ocho años de man­dato.

No obs­tante, Jaime Caruana con­firma que está dis­puesto a per­ma­necer al frente de sus ac­tuales res­pon­sa­bi­li­dades hasta fi­nales de año, des­pués de que a fi­nales de 2016 se pro­rro­gara su man­dato hasta junio de este mismo año y con su com­pro­miso per­sonal de per­ma­necer al­gunos meses más.

Bajo su cargo como go­ber­nador del Banco de España (julio de 2000/julio 2006), Jaime Caruana fue un per­so­naje clave para frenar la re­be­lión ac­cio­na­rial que pro­ta­go­nizó el en­tonces pre­si­dente de Sacyr, Luis del Rivero, para con­ver­tirse en ac­cio­nista de re­fe­rencia del BBVA y mover el si­llón pre­si­den­cial a FG.

Algunos, in­cluso, veían en esa "conspiración" la mano de Miguel Sebastián, ex di­rector del ser­vicio de Estudios del BBVA y por aquel en­tonces en la Oficina eco­nó­mica de un Palacio de La Moncloa en el que ya go­ber­naba el so­cia­lista José Luis Rodríguez Zapatero. Caruana, pos­te­rior­mente, tuvo su paso por el Fondo Monetario Internacional (FMI), en la época de Rodrigo Rato.

Desde en­ton­ces, el nombre de Jaime Caruana ha fi­gu­rado, en al­gunos círculos fi­nan­cie­ros, como el delfín en la sombra de un Francisco González que en los úl­timos re­sul­tados anuales afir­maba que no habrá más cam­bios en los es­ta­tutos del banco (algo muy ha­bi­tual du­rante su pre­si­den­cia) y que de­jará la pre­si­dencia del banco en 2019 cuando cumpla los 75 años de edad (algo que no ocu­rrirá hasta me­diados de oc­tubre de dicho año, para ser pre­cisos con las in­di­ca­ciones ofi­ciales del gru­po).

Con el "no ab­so­luto" de Jaime Caruana, FG se queda sin piezas para su fu­tura su­ce­sión, ya que mu­chos des­cartan que la pre­si­dencia re­caiga en el ac­tual con­se­jero de­le­gado, Carlos Torres, o en el con­se­jero eje­cu­tivo, José Manuel González-Páramo, pese a todo su tra­yec­toria en el Banco Central Europeo (BCE).

Sin re­lajo en ca­pital

Las de­cla­ra­ciones en pa­si­llos del di­rector ge­neral del Banco de Pagos Internacionales se pro­du­cían du­rante la pre­sen­ta­ción del Anuario del Euro 2016, que por cuarto año con­se­cu­tivo pro­mueven la Fundación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Fundación de Estudios Financieros.

En la clau­sura de dicha pre­sen­ta­ción, Jaime Caruana ha pun­tua­li­zado que el sector fi­nan­ciero es "clave" y a pesar de que "todos han me­jo­rado en sol­ven­cia", ante las ac­tuales cir­cuns­tan­cias "no es el mo­mento de re­ducir los re­qui­sitos de ca­pi­tal", una pe­ti­ción reite­rada por todos los ban­cos, sobre todo los es­paño­les.

Artículos relacionados