La disparidad de expectativas toca máximos en un sector cansado, según los expertos.

La banca divide como nunca a los analistas tras la presentación de resultados

En Popular, los nuevos precios objetivos oscilan entre los 0,60 y los 1,30 euros

Salidas a Bolsa
Bankia en Bolsa.

“Pocas veces se han visto valoraciones tan divergentes entre los analistas en todos los bancos tras una temporada de resultados. Las diferencias entre unos y otros son extraordinarias y ponen de manifiesto no solo una sorprendente falta de unanimidad; también las dificultades para poner en valor a un sector que descontando Popular ha ganado casi un 10% más en 2016 pero que está ofreciendo signos de cansancio en Bolsa”, señalan en uno de los mayores ‘broker’ nacionales.

El simple aná­lisis de las re­co­men­da­ciones emi­tidas por los ana­listas bur­sá­tiles deja con­clu­siones sor­pren­den­tes. Entre los pre­cios ob­je­tivos más bajos y los más altos fi­jados por las firmas en los úl­timos días, las di­fe­ren­cias se si­túan en por­cen­tajes muy altos si­tuados entre el 45% y el 50%. Unas ci­fras que en el caso de Banco Popular al­canzan di­fe­ren­cias nunca vis­tas. Frente a los 0,60 euros con­tem­plados en la va­lo­ra­ción de Mediobanca, Citigroup es­ta­blece un precio ob­je­tivo de 1,25 eu­ros.

Por lo tanto, el po­ten­cial ba­jista y al­cista del banco desde los ni­veles ac­tuales se sitúa en el 50% y el 30% res­pec­ti­va­mente para la en­tidad fi­nan­ciera que ya es la peor del Ibex 35 en lo que va de año. Las di­fe­ren­cias tam­bién son muy apre­cia­bles en Banco Sabadell, donde los ana­listas se mueven en una hor­quilla entre los 1,20 y los 1,90 euros por ac­ción, y para CaixaBank, donde las va­lo­ra­ciones os­cilan entre los 3,20 y los 5 eu­ros. La di­vi­sión de opi­niones es, por tanto, enorme.

Popular es­ce­ni­fica como ningún otro banco la dis­pa­ridad de ex­pec­ta­tivas de las firmas que si­guen el sec­tor. “La ma­yoría de los ana­listas están pi­diendo a Saracho una am­plia­ción de ca­pital de al menos 3.000 mi­llones de eu­ros, pero no puede haber menos coin­ci­den­cias entre quienes creen que el banco saldrá ade­lante y los que opinan que aún le queda una larga tra­vesía del de­sier­to”, señalan en fuentes del sec­tor, que vuelve a su­frir una vo­la­ti­lidad ex­tra­or­di­naria en bolsa.

Agotamiento a corto pla­zo

Por lo tanto, pocas veces las va­lo­ra­ciones de los ana­listas han ser­vido menos a los in­ver­sores a la hora de tomar de­ci­sio­nes. La única con­clu­sión que se puede sacar es que el po­ten­cial al­cista medio de los grandes bancos está ago­tado ya al menos a corto plazo. Las dos únicas ex­cep­ciones son BBVA y Bankia, pre­ci­sa­mente las dos en­ti­dades (sin contar a Popular) más cas­ti­gadas por los in­ver­sores en lo que va de 2017. Es de­cir, que los que se han que­dado re­za­gados son los únicos que aún tienen algo de margen en el par­qué.

Mientras, los in­ver­sores ba­jistas tam­poco se ponen de acuerdo sobre qué di­rec­ción tomar en el sec­tor. Tras el ataque ge­ne­ra­li­zado en la pri­mera quin­cena de enero en el que los ‘hedge funds’ erraron con sus pro­nós­ticos de caídas de las co­ti­za­ciones a corto plazo, los in­ver­sores más es­pe­cu­la­tivos han ba­jado el pistón y han ce­rrado una parte de sus po­si­ciones cortas tras la tem­po­rada de re­sul­tados en BBVA (ya por de­bajo del 1% del ca­pi­tal), CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell y han man­te­nido ni­veles en Bankinter.

“Fallaron en enero y no han que­rido asumir más riesgos ahora tras las cuentas de 2016. De todos mo­dos, las po­si­ciones ba­jistas si­guen en ni­veles altos en los dos grandes bancos y han vuelto a marcar má­ximos his­tó­ricos en Popular con el 9,88% del ca­pital en manos de los fondos más es­pe­cu­la­ti­vos. Los ‘hedge fund’ están in­di­cando con sus mo­vi­mientos que la vo­la­ti­lidad y las ten­siones van a man­te­nerse en el sec­tor, que está ofre­ciendo una ex­hi­bi­ción de vo­la­ti­lidad en 2017”, ase­guran en fuentes bur­sá­ti­les.

El año está de­jando pruebas elo­cuentes de cómo pueden cam­biar las cosas para los bancos en cues­tión de unos días. Popular, que en el arranque el año era el mejor valor del Ibex ahora es el peor con una caída su­pe­rior al 7%. Y Banco Sabadell, que me­diados de enero co­rregía con fuerza y en­traba en nú­meros rojos en el par­qué, ahora es el mejor del sector con avance cer­cano ya al 10%. Una lo­cura bur­sátil que se ha tras­la­dado a los pre­cios ob­je­tivos de los ana­lis­tas, que nunca dieron menos pistas a los in­ver­so­res.

Artículos relacionados