Trato fiscal in­cen­ti­va­dor, di­suadir la ju­bi­la­ción an­ti­ci­pada y fo­mentar la vida la­boral vo­lun­taria más allá de 67 años

El Círculo de Empresarios plantea aumentar las cotizaciones de los trabajadores a la SS

Sistema mixto ba­sado en tres so­por­tes: re­parto, ca­pi­ta­li­za­ción obli­ga­toria y vo­lun­taria

Sistema de pensiones
Sistema de pensiones

Los em­pre­sa­rios re­claman un mayor equi­li­brio entre las co­ti­za­ciones que pagan los tra­ba­ja­dores y las em­presas a la Seguridad Social para ga­ran­tizar su via­bi­lidad y evitar que el sis­tema de pen­siones vaya a peor. La pro­puesta, apli­cada en forma pro­gre­siva, su­pone que el tra­ba­jador haga un es­fuerzo mayor de­bido, según el Círculo de Empresarios, “al marco en el que nos mo­ve­mos”. Se trata, en pa­la­bras del pre­si­dente del Comité de Pensiones, Javier Eyries, de una apor­ta­ción ne­ce­saria que haría al tra­ba­jador más “responsable” de su pen­sión.

El Círculo de Empresarios ha elaborado un documento en el que presenta una serie de alternativas al actual sistema de pensiones basado en la experiencia de otros países europeos donde mejor funciona, como es el caso de Suecia. Entre las medidas a largo plazo, el organismo que preside Javier Vega de Seoane, propone una fórmula mixta basada en tres soportes: reparto, capitalización obligatoria y capitalización voluntaria, impulsando estas aportaciones con un tratamiento fiscal más incentivador que el actual.

La toma de posición de los empresarios busca “equilibrar” las cotizaciones a la Seguridad Social que pagan empresas y trabajadores debido a que las aportaciones empresariales son “especialmente onerosas” en España. Según la organización, las empresas soportan el 80% de los ingresos de la Seguridad Social y, de este porcentaje, el 67% corresponden a grandes y medianas sociedades.

Por ello, el Círculo considera que debería favorecerse el crecimiento del tamaño de las empresas en España, ya que eso aportaría más dinero al sistema por cuanto que los salarios son más elevados cuanto mayor es el tamaño empresarial y haría que el país ganase en competitividad. Según Vega de Seoane, se debería elevar el umbral de los seis millones de euros a los 20 millones y de una plantilla de 50 a 100 trabajadores, para que “se pierda el minifundismo”.

Cuentas nocionales

Entre las medidas a corto y medio plazo, por el lado del gasto, se propone la creación de cuentas nocionales de aportación definida -se nutren de las aportaciones durante toda la vida laboral-, en las que se registren las aportaciones individuales de cada cotizante, similar al que se hace en Suecia, Italia, Polonia y Letonia. Según este método, la pensión se calcula en función de lo aportado durante toda la vida laboral.

En opinión del Círculo, este mecanismo tiene la ventaja que aporta un mayor conocimiento de la situación financiera del sistema al establecer una relación más estrecha entre las cotizaciones y las pensiones de los individuos. Mejora también la transparencia sobre las posibles rentas futuras de los individuos, facilitando su aportación y decisiones de ahorro.

El Círculo propone, por otro lado, aumentar progresivamente el número de años de cotización que se toman en el cálculo de la pensión, extendiendo en el futuro su periodo a toda la vida laboral, de forma que aumentará la proporcionalidad entre las pensiones percibidas y las cotizaciones realizadas.

Otras propuestas pasan por “desincentivar la jubilación anticipada”, “fomentar la ampliación voluntaria” de la vida laboral por encima de los 67 años”, ante el incremento de la esperanza y condiciones de vida, el retraso a la incorporación al mercado laboral, y “ligar la revalorización de las pensiones a la productividad”.

Medidas a largo plazo

Entre las medidas a largo plazo, propone “transformar progresivamente” el sistema actual de reparto por uno mixto basado en tres soportes: reparto, capitalización obligatoria y capitalización voluntaria. Este tercero requeriría impulsarlo mediante un tratamiento fiscal más incentivador que el actual, con el objetivo de generar un complemento a sus pensiones por parte de quienes quieran realizar este ahorro.

Por la parte de los ingresos, el organismo empresarial plantea “financiar la totalidad de las pensiones no contributivas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, acometiéndose una reforma fiscal que apoye la creación de empleo, el crecimiento de las empresas y reduzca la economía sumergida existente en España.

Respecto a elevar los máximos de la base de cotización, subraya que, si bien supone un aumento de los ingresos del sistema, esta medida exige valorar el impacto que tendrá sobre la creación de empleo, el crecimiento de las empresas y la productividad.

El Círculo de Empresarios pide igualmente reformar el mercado laboral, con un sistema más moderno de contratación, con tres menús de grandes contratos: indefinido, de duración determinada por necesidades empresariales, y juvenil de formación. Asimismo, piden equiparar las indemnizaciones por terminación de contratos para temporales e indefinidos, reduciendo también sus costes, y haciéndolos converger con los niveles de los países con menores tasas de temporalidad y desempleo como Reino Unido, Alemania y Suecia.

Dentro de este mismo apartado, propone que se establezca un sistema mixto de negociación colectiva adaptada a la empresa en salarios y jornada laboral y a los convenios sectoriales en salario mínimo, formación y fondos de pensiones o de maternidad. Vega de Seoane señaló que el Círculo no defiende salarios bajos, sino subirlos, aunque con una salvedad: siempre que se aumente la productividad y la competitividad. “Si aumentamos los salarios y no crecemos en competitividad, eso va en contra del empleo”, señala.

Artículos relacionados