La di­fe­rencia de valor en bolsa bate ré­cords, muy cerca de los 350 mi­llones de euros

MásMóvil mete distancia a Euskaltel y se consolida como segundo operador cotizado

El mer­cado cree a pies jun­ti­llas sus am­bi­ciosas me­joras de pre­vi­siones de ventas y be­ne­ficio

MasMovil
MasMovil

Diciembre está con­so­li­dando lo que ha sido una cons­tante du­rante todo 2017: pri­mero el ade­lan­ta­miento a Euskaltel y luego la con­so­li­da­ción de MásMóvil como el se­gundo ope­rador de te­le­co­mu­ni­ca­ciones co­ti­zado. En lo que va de año, el muy emer­gente grupo li­de­rado por Meinrad Spenger ha cre­cido en unos 1.100 mi­llones en valor en Bolsa. Ahora ya vale más de 350 mi­llones más. ¿Cómo se ex­plica este vuelco ra­dical entre dos com­pañías con ten­den­cias to­tal­mente opuestas en bolsa?

Cuando empezó el año Euskaltel valía en el parqué cerca de 750 millones de euros más que MásMóvil. Esta última todavía cotizaba en el mercado alternativo bursátil (MAB) y tenía casi todo por delante por demostrar. Doce meses después (y sólo cinco desde que empezó a engrosar el mercado continuo), MásMóvil es la empresa que más sube del mercado bursátil español (más de un 200%) y ya ha superado a clásicos de la Bolsa como OHL, Almirall, Técnicas Reunidas o Ence.

“Estamos ante un fenómeno extraordinario en bolsa, ante una compañía surgida de la integración de otras muchas que ha empezado a dar resultados y a superar todas las previsiones desde el principio. Es verdad que tiene mucha deuda, pero la velocidad a la que crece el número de clientes hace que los elementos de más riesgo queden en segundo plano”, señalan fuentes bursátiles.

Efectivamente, MásMóvil no deja indiferente al mercado con sus continuos cambios de ritmo, tanto en Bolsa como en las previsiones de negocio. En noviembre elevó estas últimas para el año que termina. Prevé obtener un ‘ebitda’ de 235 millones frente a los 200 millones previstos con anterioridad. Y en cuanto a los ingresos, la compañía promete crecer un 18% respecto al año 2016. Un alza muy superior al 10% que antes había lanzado al mercado.

De momento no hay lugar para la decepción. Con los últimos datos contabilizados hasta octubre, MásMóvil sigue quitando clientes a sus competidores a una velocidad explosiva. Fue la compañía que más saldos netos de portabilidad alcanzo, con 53.827 nuevas líneas. Las previsiones del grupo son muy ambiciosas. La compañía, que el año pasado adquirió Yoigo y Pepephone, espero un aumento combinado neto total de cliente de líneas fijas de banda ancha y líneas móviles post-pago de 800.000, lo que representa un aumento del 60% respecto a la previsión anterior de 500.00 líneas para 2007.

Cifras más que suficientes para alentar el rally bursátil y evitar cualquier atisbo de corrección en los mercados. En máximos históricos por encima de los 80 euros por acción, el mercado está obviando las pérdidas de 148 millones de euros acumuladas en los nueve primeros meses del año y que se justifican en gran parte por el impacto negativo de 141 millones de la contabilidad del convertible de ACS. Hasta el 30 de junio, la compañía acumulaba una deuda de 777 millones de euros.

Dos velocidades

Mientras MásMóvil disfruta de un año de excesos en los mercados, la cotización de Euskaltel sigue muy deprimida. Cae más de un 10% en lo que va de año y si su valor en bolsa apenas baja en 2017 es por el efecto de la ampliación de capital de 264 millones acometida el pasado verano para afrontar la compra del operador líder en Asturias, Telecable. Pero desde entonces Euskaltel no ha hecho más que perder fuelle en bolsa. El rebote intentado en la segunda mitad de noviembre ha quedado muy diluido en las nueve primeras sesiones de diciembre.

“Es llamativo como el mercado puede dar una respuesta tan distinta a dos compañías del mismo sector en el mismo período de tiempo. La ventaja de MásMóvil es que es una compañía muy joven, con mucha capacidad de sorpresa”, señalan fuentes del mercado que no obstante creen que la cotización de la operadora ha corrido demasiado. De hecho, los precios objetivos de la casa de Bolsa creen que a MasMóvil ya no le queda más de un 4% por subir.

Artículos relacionados