LA SEMANA BURSÁTIL

Amagos de “rally” navideño

Después de la pa­rá­lisis de las úl­timas se­ma­nas, se em­piezan a ver sín­tomas del es­pe­rado “rally” na­vi­deño en la renta va­riable es­pañola. El IBEX ha abierto sobre los 10.300 puntos tras saldar las úl­timas cinco se­siones con un alza del 2,3%.

El progreso de las conversaciones para zanjar la salida del Reino Unido de la Unión Europea de forma satisfactoria para ambas partes ha servido en esta ocasión como catalizador al Ibex 35 para alcanzar una zona de mayor confort en la tendencia lateral que mantiene desde finales de julio.

Todos los grandes valores han reaccionado, en especial el sector bancario, que puede ser uno de los más beneficiados por este acuerdo con el Reino Unido.

Los inversores han descontado además los avances para formar gobierno en Alemania y las expectativas de que la reforma fiscal de EEUU vea la luz antes de fin de año. En estos próximos días será clave la reunión del Comité conjunto del congreso y senado estadounidenses para unificar el texto de la reforma.

La buena marcha del mercado laboral norteamericano, en niveles de pleno empleo, y la inesperada fortaleza de la economía japonesa en el último trimestre también han contribuido al mejor ambiente general en los mercados financieros internacionales.

Factores que han permitido a los mercados a digerir y contrarrestar el temor a una escalada de las tensiones geopolíticas, con un ojo puesto en Corea del Norte y el otro en Oriente Medio tras la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Esta solidez del mercado permite ganar peso a los más optimistas de cara a un positivo final de año que ayude al selectivo español a cerrar por encima de los 10.700 puntos. Eso dependerá de, sí como dicen algunos expertos, los mercados estadounidenses –que se mantienen en zona de máximos históricos– han entrado en pánico comprador o no. De ser así, las subidas actuales estarían acentuando el riesgo a una corrección relevante.

Si el pánico comprador estuviese sobre la mesa, según los expertos de Ágora, se estarían dando los elementos de sentimiento inversor necesarios para afirmar que el mercado estaría en zona de alto voltaje, excesivamente sobrecalentado y muy cerca no solo del final de la tendencia que nacía en febrero de 2016 sino también de una corrección del mercado alcista puesto en marcha en 2009.

Este escenario, dicen en la firma, nos estaría acercando a la mayor corrección que haya registrado Wall Street en una década; lo cual, de confirmarse, “nos alejará de las mieles de estos años por un tiempo más largo del que estamos acostumbrados tras casi dos lustros de mercado alcista”.

Calendario semanal de Bolsa

Todas las miradas de los operadores se centrarán esta semana en la reunión del comité abierto de la Reserva Federal. En el mercado se descuenta ya una nueva subida de tipos de interés de un cuarto de punto desde el 1,125% actual. No obstante, también habrá una importante batería de indicadores de inflación y actividad que irán marcando el día a día en los mercados a una y otra orilla del Atlántico.

El lunes, de momento, los inversores apenas contarán con referencias relevantes. Lo más destacado será un dato de empleo de tercera fila en EEUU que no debería tener demasiado impacto aunque el pasado mes de agosto si llegó a provocar grandes movimientos en ausencia de otros indicadores.

Para el martes se esperan dos datos importantes; el índice de confianza elaborado por el instituto económico alemán ZEW y los precios de producción industrial en EEUU.

Más cargada de citas relevantes llegará la agenda financiera del miércoles en los mercados internacionales. Este día se conocerá el IPC de Alemania, la tasa de paro en el Reino Unido –una vez cerradas las negociación por el Brexit– y la producción industrial de la zona euro. Desde EEUU llegarán las cifras de inflación del mes de noviembre y, ya con los mercados europeos cerrados, la decisión de la Reserva Federal en materia de política monetaria.

La sesión del jueves también será especialmente intensa con datos de ventas minoristas y producción industrial en China, la producción industrial de Japón y los numerosos datos de actividad PMI de la zona euro. En EEUU también se dará a conocer varios indicadores de peso como los inventarios de negocios o las ventas al por menor, que permitirán conocer la evolución del consumo y las presiones inflacionistas del país norteamericano.

La semana se cerrará, como cada tercer viernes de mes, con el vencimiento de derivados. El último del ejercicio. Una cuádruple hora bruja que puede poner en jaque a los mercados de renta variable. Los inversores deberán estar además atentos a la balanza comercial de la zona euro, y a las cifras de capacidad de utilización y producción industrial que se darán a conocer en EEUU.

En casa, el Tesoro público realizará las dos últimas subastas del ejercicio. El martes tiene previsto colocar letras a 3 y 9 meses, seguramente a intereses negativos como viene siendo habitual en los últimos meses, y el jueves subastará activos a medio y largo plazo. El jueves además se conocerán las cifras definitivas de IPC correspondiente al mes de noviembre.

Artículos relacionados