ANÁLISIS

La presidenta de la JUR pasa de puntillas en la comisión que investiga al Popular

Elke König ar­gu­menta las di­fi­cul­tades de los vuelos para re­ducir al má­ximo sus ex­pli­ca­ciones

La pre­si­denta de la Junta Única de Resolución (JUR) que de­cidió la re­so­lu­ción y venta del Banco Popular, la ale­mana Elke König, no pa­rece dis­puesta a ayudar con todos los me­dios que tiene a su dis­po­si­ción a los tra­bajos de la Comisión de Investigación sobre la crisis fi­nan­ciera de España y el pro­grama de asis­tencia fi­nan­ciera. Pese a que pueda ser la clave del caso Banco Popular, todo in­dica que quiere pasar de pun­ti­llas.

Según fuentes próximas a la presidenta de la Comisión de Investigación, Ana Oramas, König ha exigido que su intervención sea lo más breve posible de forma que pueda llegar minutos antes de su comparecencia a Madrid y se pueda marchar de España solo unas pocas horas más tarde de su llegada. Pero pese a que quiere que su presencia en España pase inadvertida, no parece que los diputados estén dispuestos a que se vaya sin responder a nada. Sobre todo porque ha sido su intervención decisiva para la resolución del Popular.

Como precedente conviene recordar que König ha negado por escrito por dos veces a la presidenta de la Comisión de Investigación, Ana Oramas, el acceso al informe elaborado por la consultora Deloitte que fue la base para la resolución y posterior venta del Banco Popular. Este informe se considera clave para poder defender los intereses de los accionistas que han perdido toda su inversión en el Popular.

Bien es cierto que pocas horas más tarde de que llegara la segunda carta a Ana Oramas reiterando que no podía hacer público el informe porque ponía en riesgo el sistema financiero europeo, el panel de expertos de la JUR, al que se puede recurrir en primera instancia para reclamar sobre una decisión de la propia JUR, la desautorizaba abiertamente.

El denominado Panel de Apelación de la JUR emitió el pasado martes un dictamen contra la opacidad del consejo directivo de Junta Única de Resolución en el conocido proceso que condujo a la venta del Banco Popular al Banco Santander por un euro.

De acuerdo con la decisión del Panel de Apelación, la Junta Única de Resolución deberá publicar el documento de valoración del Banco Popular elaborado por Deloitte, excluyendo información sensible y confidencial.

El Panel de Apelación es un organismo compuesto por profesionales independientes al que pueden apelar inversores que se sientan perjudicados por las decisiones que adopte la JUR en el desempeño de sus funciones. El dictamen es la respuesta a seis de los recursos interpuestos por inversores institucionales.

Fuentes jurídicas implicadas en los procedimientos de reclamación a las instancias comunitarias recuerdan que se han presentado un mínimo de 40 recursos, la mayoría de los cuales ha expresado sentirse discriminados por la decisión de la JUR de autorizar a solo un reducido grupo de accionistas el derecho a consultar el informe. En caso de no poder acceder al mismo añadirán presentarán otro recurso.

Entre los seis miembros que forman la Junta Única de Resolución uno de ellos es el español, Antonio Carrascosa, antiguo director del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La presidenta de la JUR ha depositado en el FROB español una gran confianza para resolver la crisis legal que se ha generado a partir de la intervención del Popular.

Por ello ha planteado a Ana Oramas comparecer de forma conjunta en la Comisión de Investigación con el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.

Entre los miembros de la comisión se considera que en el fondo de las reticencias a aportar la información que se le pide está el tratar de evitar que el organismo que preside König tenga que asumir las responsabilidades económicas que los tribunales decidan, si la decisión no se hubiera ajustado a derecho.

Tras las reticencias y condiciones que ha planteado a la presidenta de la Comisión, Ana Oramas, la intervención de König del próximo día 11 de diciembre se producirá en el entorno de 13,00, a expensas de la puntualidad de la línea aérea que la desplace.

El puente de la Inmaculada no pasará inadvertido para los componentes de la Comisión de Investigación. La comparecencia de König, días después de que se haga público, al menos parcialmente el informe Deloitte, debe ser muy importante para saber cómo actúa Europea.

Alguien tan poco o nada sospechoso, como el consejero del BBVA y exconsejero del BCE, José Manuel González Páramo ha confesado esta misma semana en la Comisión de Investigación no saber por qué el caso de un banco sistémico, como el Popular, se ha resuelto de libro, mientras el caso de otros dos bancos pequeños italianos, que suman las tres intervenciones de la JUR desde su existencia, se ha resuelto con dinero público. La historia de la resolución del Banco Popular está por escribir. Con algún intérpretes de los nervios.

Artículos relacionados