Los fondos in­ten­si­fican com­pras tra­tando de re­petir el re­petir el éxito de Axiare a medio plazo

La Bolsa pone en valor la certeza de futuras fusiones entre socimis e inmobiliarias

Las pro­mo­toras puras apenas valen 1.400 mi­llones en Bolsa, menos que las so­cimis

Salida a Bolsa de Hispania
Salida a Bolsa de Hispania

La oferta pú­blica de ad­qui­si­ción (OPA) lan­zada por Colonial sobre Axiare a 18,50 euros por ac­ción no será la úl­tima en el sector a corto y medio plazo. Eso dicen al menos las po­tentes va­lo­ra­ciones en bolsa que con­ceden los ex­pertos tanto a las so­cimis como a las pro­mo­toras pu­ras. Y tam­bién las com­pras que de forma ma­siva están rea­li­zando los grandes fondos in­ter­na­cio­nales en el sec­tor. La úl­tima am­plia­ción de ca­pital de Colonial es el ejemplo más cer­cano en el tiempo.

La operación, destinada a financiar parte de la OPA sobre Axiare, recibió una acogida entusiasta de los inversores. La fuerte demanda permitió a la compañía catalana aumentar la colocación de acciones desde los 338 millones iniciales hasta los 416 después de vender otros 78 millones de euros en títulos en autocartera. Otro éxito que sumar a las recientes salidas a Bolsa de las promotoras Neinor y Aedas, que recibieron el apoyo de los inversores institucionales.

"Hay mucho dinero porque se cree en la recuperación de España, pero también porque sobre todo a medio plazo el mercado está esperando un proceso de consolidación en el sector. Las nuevas inmobiliarias cotizadas son muy jóvenes, sobre todo las promotoras, y tienen por delante un proceso de consolidación importante antes de alcanzar la velocidad de crucero, lo que no llegará antes de 2020", señala un prestigioso analista del sector.

Dicha juventud supone también que su tamaño es todavía escaso. Salvo Merlin Porperties y Colonial, el valor en bolsa de las empresas está muy lejos del de sus comparables europeos. "Si es que hasta este año no había promotoras en Bolsa. Ahora hay dos que apenas superan los 1.500 millones de euros de capitalización y pronto llegará Metrovacesa, que es un jugador mucho más grande. El sector gana componentes y pronto necesitará de integraciones para tener empresas de gran tamaño", señalan las mismas fuentes.

Los fondos se agarran al ejemplo de Axiare para intentar reeditar el éxito en otras compañías del sector, socimis o no. El valor de la compañía se ha disparado este año en 450 millones de euros gracias a la OPA de Colonial y ha puesto en órbita las participaciones de grandes casas como T. Rowe, Goldman Sachs, Citigroup o Wellington, algunas de las cuales han aumentado su presencia en Axiare en los últimos días con la expectativa de que Colonial pueda subir su oferta.

Desde las propias compañías asumen que el proceso de concentración es inevitable. Reconocen que sus proyectos son todavía jóvenes y que el mercado inmobiliario español apenas ha empezado a despegar después de muchos años en el olvido. Pero también creen que si la recuperación del país no se trunca y se cumplen las expectativas (la cifra de compraventas en el tercer trimestre fue la más alta desde 2011) las inmobiliarias tendrán que plantearse la vía del crecimiento no orgánico para aportar valor a sus accionistas.

Los precios objetivos que los analistas asignan a las inmobiliarias recogen claramente este escenario. Neinor y Aedas podrían subir hasta un 20% según las estimaciones de los expertos mientras que las socimis apenas sufren recomendaciones de venta y siguen muy calientes en bolsa. A todas les viene bien el escenario de concentración por el que apuesta el mercado. Su estructura de capital -con amplios 'free float' y paquetes de acciones muy repartidos entre distintos fondos- facilitan la tarea.

Artículos relacionados