Fuertes mo­vi­mientos es­pe­cu­la­tivos en una em­presa sin ale­grías pre­vias en Bolsa

eDreams casi duplica su valor en noviembre por la expectativa de nuevos accionistas

Máxima ex­pec­ta­ción antes de la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados del grupo este miér­coles

salida a bolsa de eDreams
Salida a bolsa de eDreams.

A ve­lo­cidad de cru­cero, sin hacer de­ma­siado ruido pero su­biendo de forma muy cons­tante y sin al­ti­bajos de con­si­de­ra­ción, el grupo de viajes eDreams está fir­mando un mes de no­viembre que que­dará en los anales como uno de los más bri­llantes de su tra­yec­toria bur­sá­til. La com­pañía, que ha dado muy pocas sa­tis­fac­ciones a sus ac­cio­nistas desde que de­butó en el mer­cado de va­lores en 2014 a 10,25 euros por ac­ción, sube este mes un 47%. El grupo de re­servas de viajes por Internet cerró este lunes a 3,931 eu­ros, con una subida del 3,42 %.

Se trata de un avance de enormes proporciones en el entorno de una bolsa, la española, débil y muy condicionada por las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Una subida que llega por razones que podríamos denominar como extrabursátiles, ya que la propia compañía anunció cuando empezó el mes que había contratado a Morgan Stanley para sondear el mercado y buscar potenciales inversores para incorporarse al capital del grupo y elevó sus previsiones de beneficio.

Un anuncio que provocó una oleada de compras de carácter muy especulativo. Con la acción de eDreams muy deprimida (claramente por debajo de los 3 euros) los inversores iniciaron una carrera de compras para intentar aprovechar el potencial cambio de accionistas. “A esos precios no había mucho que perder y muchos fondos entraron y siguen haciéndolo buscando plusvalías a corto plazo. Lo sorprendente es la velocidad de la subida”, señalan fuentes bursátiles.

El anuncio de la búsqueda de inversores provocó una subida de cerca del 24% en su solo día. Pero desde entonces la acción de eDreams no ha dejado de avanzar ininterrumpidamente hasta los niveles más altos desde la primavera de 2015, cuando intentaba levantar el vuelo después de la caída libre experimentada tras la salida a bolsa, que llenó de minusvalías a los inversores institucionales que apostaron por la compañía cuya venta lideró el fondo de capital riesgo Permira.

El grupo participado por Permira y Ardian salió a bolsa con una valoración de 1.100 millones de euros que el mercado hizo saltar por los aires inmediatamente. “Como en otras compañías ligadas al mundo del capital riesgo, el precio de venta en bolsa fue exageradamente alto. Ya desde el primer día se vio que era insostenible”, señalan fuentes bursátiles que advierten del carácter muy especulativo del rally, que continúa ya en el tramo final de noviembre.

La subida ha elevado la capitalización bursátil de la compañía por encima de los 400 millones de euros, muy por debajo en cualquier caso de los niveles de la salida a bolsa. Los analistas esperan con máxima expectación los resultados del tercer trimestre del año que la compañía publicará este miércoles. De hasta qué punto sean capaces de mantener altas las expectativas dependerá la continuidad del rally y la entrada de dinero nuevo en eDreams.

La compañía (que acaba de emitir cerca de 700.000 acciones para atender a los ejecutivos beneficiarios del plan de acciones aprobado por la compañía en mayo de 2016) ha elevado recientemente sus previsiones para los próximos por “el mejor aprovechamiento de las economías de escala y a unos términos más favorables en diversos contratos con proveedores”.

Concretamente, eDreams ha subido su previsión de ‘ebitda’ desde un rango de 113 y 117 millones de euros en 2018 hasta un nuevo en los 116 y los 120 millones. Para 2020 prevé ganar entre 130 y 145 millones respecto a la horquilla entre 125 y 140 millones anterior.

Artículos relacionados