DESDE EL PARQUET

Gas Natural, ventas estratégicas

El pro­ceso de venta de ac­tivos puesto en marcha por Gas Natural Fenosa le ha apor­ta­domás de 3.000 mi­llones de li­quidez con un im­pacto po­si­tivo en el ba­lance de más de 1.500 mi­llones en plus­va­lías o re­ser­vas.

La empresa energética anunció el pasado fin de semana la venta de su participación del 59,1% de su filial colombiana dedicada a la distribución y comercialización minorista de gas al fondo canadiense Brookfield.

El importe de la operación ha sido de 482 millones, lo que representa una valoración equivalente a, aproximadamente, 7,3 veces el Ebitda y 13,8 veces el beneficio neto, en base a los últimos doce meses, según los cálculos de Ahorro Corporación. Ligeramente por debajo de la valoración de la firma para los activos de Gas Natural en Latinoamérica.

Se estima que dicha transacción tendrá un impacto contable positivo en el resultado después de impuestos para la cotizada española de aproximadamente 350 millones de euros en el ejercicio 2017.

Una notable aportación que refleja la buena gestión del grupo en el país. Desde su adquisición en 1997, el crecimiento de la compañía colombiana ha aumentado su número de clientes desde 400.000 hasta casi tres millones y los kilómetros de su red de distribución se han elevado de 5.000 hasta los más de 22.000 actuales.

El importe final de la venta incluye tanto la plusvalía por la venta de la participación inicial como la revalorización asociada al resto de la participación, debido a la pérdida de control.

Esta operación viene a culminar un intenso proceso de reajuste de activos de Gas Natural desde el verano. El pasado 3 de agosto Gas Natural acordó además la venta del 20% de su negocio de distribución de gas en España a un consorcio formado por Allianz y CPPIB por 1.500 millones, cuyo impacto positivo en reservas ha sido de 1.040 millones.

Además, el 13 de octubre, la sociedad vendió a 2i Rete Gas y Edison todos sus activos en Italia por 1.020 millones, con 190 millones de plusvalías.

Todas estas plusvalías servirán para reducir el elevado apalancamiento de Gas Natural Fenosa y a financiar su plan estratégico 2018-2020 que lanzará en febrero. El mercado sin embargo sigue recelando del valor. Desde los máximos anuales de primeros de julio, la cotización de la empresa energética se ha dejado cerca de un 20%, perdiendo prácticamente todas las ganancias acumuladas en la primera mitad del ejercicio.

De hecho, las acciones de Gas Natural se mueven ahora en el filo de la navaja. De perder la sicológica cota de los 18 euros por acción podría a sufrir una caída adicional de al menos otro 5%.

Con todo, la solidez de este soporte, las últimas medidas adoptadas con la venta de activos y la alta rentabilidad por dividendo del 5,5%, llevan a los operadores a apostar más por un posible rebote de cara a final de año que deje al valor en una situación más cómoda, en torno a los 19,3 euros por acción.

Artículos relacionados