La nueva Ley Hipotecaria tam­bién en­ca­re­cerá los pre­cios de los cré­ditos

El tiempo para firmar hipotecas a tipos en mínimos se agota

La cada vez más cer­cana nor­ma­li­za­ción en po­lí­tica mo­ne­taria del BCE cam­biará los es­quemas

draghi
Mario Draghi, BCE, el rey de la Liquidez.

Las con­di­ciones más laxas para la firma de prés­tamos hi­po­te­ca­rios van lle­gando a su fin. La en­trada de la nueva Ley Hipotecaria, junto con el pau­la­tino cambio de rumbo del Banco Central Europeo, sientan nuevas bases para la ad­qui­si­ción de vi­vien­das. En el fu­turo se ten­sio­nará mucho más todo el es­quema pro­vo­cando el en­ca­re­ci­miento en las firmas de los cré­di­tos. Las Los cam­bios en cuanto a las cláu­sulas de ven­ci­miento y re­em­bolso an­ti­ci­pado su­birán los costos de los prés­ta­mos.

Nos encontramos ante el principio del fin, aunque para llegar a esto último aún queda mucho por caminar, en cuanto al mercado de las hipotecas. La nueva Ley Hipotecaria está muy cerca de entrar en vigor. Solo necesita el visto bueno del parlamento, pero todo indica a que va a recibir su aprobación en las próximas fechas. Se podría decir que, prácticamente, la suerte ya está echada.

Y es que las hipotecas están muy cerca de encarecerse con esta nueva normativa. Cada día más. Y es que varios cambios que lleva esta nueva legislación sobre los préstamos hipotecarios tienen que ver con la nueva normativa en relación al vencimiento anticipado. Es decir, la cláusula que fija en qué momento la entidad financiera puede ejecutar un desahucio. Además, el reembolso anticipado del crédito permitirá una mayor protección jurídica al ciudadano, puesto que reducirá el riesgo del prestamista hacia el usuario.

¿En qué se traduce todo ello? Fundamentalmente en que todas esas medidas garantistas y de protección a las personas, sobre todo aprendiendo con respecto a la crisis anterior que provocó miles de ejecuciones hipotecarias dejando a mucha gente en la calle y con una enorme deuda, tendrán un corte importante para todos aquellos que decidan comprar una vivienda. Dicho de otra manera, las hipotecas serán más elevadas.

El estudio, titulado “Algunas consideraciones sobre la nueva reforma hipotecaria”, elaborado por José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, así lo desvela. "El Banco de España obliga a los bancos que concedan hipotecas por debajo del coste de las mismas a contabilizar dichos préstamos como pérdidas”, explica el experto. De esta manera, el riesgo asumido en cada operación, que hasta ahora trasladaban al cliente, con la nueva ley “lo asumirá la banca”. La repercusión de todo esto es que se evitará poner en riesgo “la estabilidad financiera, como ha sucedido en el pasado, pero la consecuencia inmediata será un encarecimiento de las hipotecas”.

El economista apuntaba en el informe también que el encarecimiento de los préstamos hipotecarios tendría que interpretarse positivamente, puesto que por un lado “la entidad financiera retiene el riesgo, que es lo que debe hacer en lugar de trasladarlo al cliente, y por otro lado este será consciente en todo momento del coste del acceso a la vivienda”. También, la entidad bancaria hará un análisis preciso del nivel de riesgo de cada operación en concreto, con el fin de garantizar que no se produzca pérdida alguna ajustadas al riesgo.

La política monetaria también perjudica

En esta línea, la firma de hipotecas a tipos mínimos y con el Euríbor en niveles negativos va llegando a su fin. El Banco Central Europeo sigue redundando en la normalización monetaria como se pudo observar en su última reunión en la que tomó la decisión de reducir la compra de activos a 40.000 millones de euros mensuales.

De momento no se han tomado decisiones sobre los tipos de interés, que actualmente se sitúan en mínimos históricos en la franja del 0%-0,25%. Sin embargo, todo apunta a que iniciará el camino realizado por su homóloga en Estados Unidos, la Reserva Federal, y comience a subir los tipos de interés. Algo que se espera que suceda ya en el año 2019.

Fuentes del mercado explican a este medio que esto tendrá un claro impacto en los precios por dos motivos. El primero de todos por el encarecimiento de las “condiciones de financiación” que subirá el coste de cualquier tipo de crédito.

El segundo simplemente por cuestión de inflación, ya que el incremento del precio del dinero por parte de la institución monetaria europea siempre está ligado a que existan presiones inflacionistas. Por tanto, es otro punto relevante. En resumidas cuentas se puede decir que el tren va llegando a su destino.

Artículos relacionados