DESDE EL PARQUET

Sacyr y la caída del mercado

Los nú­meros pre­sen­tados por Sacyr al cierre del tercer tri­mes­tre, aunque fa­vo­ra­bles en su con­junto, no han con­se­guido frenar el goteo ven­dedor que venía re­gis­trando en el mer­cado, que atra­viesa en ge­neral un mal mo­mento.

De las últimas diez sesiones apenas ha logrado salvar una en positivo y con una ganancia paupérrima. Pero esa ha sido la tendencia general del mercado, pese a la pérdida del 10%.

Y eso que sus cuentas del tercer trimestre se han situado en línea con las estimaciones de los analistas. El beneficio neto de la constructora se elevó a 97 millones de euros, un 8% más gracias al aumento de su negocio internacional y de la aportación de su participada Repsol. Incluso, sin los extraordinarios contabilizados en igual período del año anterior, el resultado hubiera crecido un 41%.

En general, el balance del grupo refleja una evolución positiva en las principales áreas del grupo, destacando sobre todo el negocio de Servicios Medioambientales e Industrial. Por el contrario, Construcción sigue mostrando síntomas de debilidad por el difícil entorno de la actividad en España y Portugal y el retraso de algunas obras en el resto de países donde está presente.

Pese a la buena marcha de los resultados, los expertos destacan el elevado apalancamiento del grupo. La deuda neta se sitúa cerca de los 3.200 millones de euros, pese a reducirla un 14,3% gracias la mejora de los negocios y la liquidación de la deuda vinculada a su participación en Repsol.

Es precisamente el fuerte peso de la petrolera en sus cuentas el que más está lastrando en estos días a Sacyr. El valor contable al que tiene registrado Repsol en libros al cierre de septiembre era de 16,27 euros, cuando la cotización de la petrolera ha caído hasta los 15 euros en estos días castigada por su posición en Venezuela (país que está al borde de la quiebra) y por el nuevo retroceso de los precios del crudo.

Un lastre que puede frenar sus cuentas en la recta final del ejercicio. Con todo, Sacyr mantiene el apoyo de un buen número de operadores. Entre ellos se encuentra Renta 4 que tras los resultados ha reiterado su recomendación de sobreponderar con un precio objetivo de 2,52 euros por título. Esta valoración supone un potencial de subida de cerca del 30% después de los duros ajustes sufridos por el valor en las últimas sesiones.

Artículos relacionados