El pre­si­dente de Iberdrola jus­ti­fica el cierre pau­la­tino de las cen­trales tér­micas de carbón

Ignacio Galán, sobre el clima: “Ha pasado el momento de hablar y ha llegado el de actuar”

Insta a la in­dus­tria mun­dial a re­ducir emi­siones para cum­plir los ob­je­tivos

Patricia Espinosa e Ignacio Galán.
Patricia Espinosa e Ignacio Galán.

“La lucha contra el ca­len­ta­miento global es una tarea común que debe in­vo­lu­crar a todos los sec­tores de la eco­no­mía", ha ase­gu­rado Ignacio Galán, pre­si­dente de Iberdrola, en la Cumbre sobre el Clima que se ce­lebra en Bonn. El di­rec­tivo ha ins­tado a la in­dus­tria mun­dial a re­ducir emi­siones para cum­plir los ob­je­ti­vos. Para Galán, la so­lu­ción pasa por apostar por más ener­gías lim­pias, mayor ca­pa­cidad de al­ma­ce­na­miento y más redes in­te­li­gen­tes. Iberdrola in­vierte 6.000 mi­llones de euros anuales a nivel glo­bal.

Sobre la decisión de Iberdrola de cerrar sus dos últimas plantas de carbón, Ignacio Galán ha expuesto este lunes en la ciudad alemana que “nuestro porcentaje de la capacidad de producción libre de emisiones quedará en el 70%”.

Ante la Cumbre del Clima (COP23), el presidente de Iberdrola ha participado en el panel "La movilización de la inversión" para apoyar la implementación de las contribuciones nacionales y aumentar la ambición, organizado por el World Business Council for Sustainable Development (WBSCSD).

Galán ha instado a la industria mundial a tomar medidas para cumplir los objetivos climáticos y ha pedido a las empresas de todos los sectores de la economía que emprendan acciones firmes para combatir el cambio climático: “Ha pasado el momento de hablar y ha llegado el momento de actuar”.

Además, ha indicado que “la lucha contra el calentamiento global debe involucrar a todos los países, que deben contribuir de forma significativa”, recordando que los que ratificaron el Acuerdo de París deben ahora presentar un plan que especifique cómo van a alcanzar los compromisos suscritos. Una de las tareas fundamentales de la COP23 será definir un sistema de medición homogéneo para dichos objetivos, sin olvidar la necesidad de seguir explorando mecanismos que incentiven la inversión.

Ignacio Galán ha reiterado que Iberdrola sigue avanzando en su apuesta por las energías limpias, poniendo así en práctica su compromiso de reducción de la intensidad de emisiones de CO2 en un 50% en el año 2030. Sobre la decisión de cerrar las dos últimas centrales de carbón de la compañía en el mundo, que se suman a los 7.500 MW de fuel oil y carbón clausurados desde 2001, ha señalado que “el porcentaje de la capacidad de producción de electricidad del grupo libre de emisiones quedará en torno al 70%”.

“La solución pasa por apostar por más energías limpias, mayor capacidad de almacenamiento por bombeo y más redes inteligentes”, conceptos en los que Iberdrola está realizando unas inversiones de unos 6.000 millones de euros anuales. Tal y como Galán ha explicado, movilizar la inversión privada depende del diseño de marcos transparentes, estables y predecibles”.

Asimismo, el presidente de Iberdrola ha insistido en la necesidad de dar una señal adecuada del precio del carbono que cubra todos los sectores de la economía bajo el principio de “quien contamina, paga”, recalcando que “la descarbonización de la economía puede ser una oportunidad única para crear valor para toda la sociedad”.

El compromiso de Iberdrola

En el transcurso de su intervención, Ignacio Galán ha afirmado que Iberdrola mantendrá su apuesta por las tecnologías más sostenibles: “Tras haber invertido 100.000 millones de dólares en energía eólica e hidroeléctrica, así como en las redes necesarias para integrar toda esa energía renovable, Iberdrola va a continuar trabajando en esta línea”.

El presidente de Iberdrola ha querido recordar que la apuesta hecha por el grupo en los últimos años le ha llevado a ser, a día de hoy, líder mundial en energía eólica, al tiempo que ha reducido sus emisiones en Europa en un 75% desde el año 2000, alcanzando niveles que están casi un 70% por debajo de la media de las empresas europeas del sector.

Artículos relacionados