DESDE EL PARQUET

Técnicas Reunidas, recorte de objetivos

Las di­fi­cul­tades su­fridas en 2017, junto al efecto ne­ga­tivo de al­gunos fac­tores ex­tra­or­di­na­rios como la im­pre­vista can­ce­la­ción de pro­yectos o el im­por­tante re­traso de al­gunos de los puestos en mar­cha, han pe­na­li­zando con fuerza los re­sul­tados de Técnicas Reunidas.

El grupo se ha visto obligado así a recortar sus estimaciones para 2017 y 2018. En este escenario, la inversión ha optado por la huida masiva y preventiva, hundiendo la cotización del grupo a niveles que no se veían desde 2009. Al cierre del tercer trimestre, las ganancias de la compañía han sido de 56 millones de euros, lo cual representa un importante descenso del 45,3% respecto al mismo período del pasado ejercicio.

La compañía alcanzó un beneficio de explotación (EBIT) de 88 millones de euros, con un margen operativo del 2,3%. Los márgenes operativos de Técnicas Reunidas se han visto afectados también por factores no recurrentes.

Por un lado, el incremento de los costes por inactividad derivada del retraso en el inicio de los grandes proyectos y, por otro lado, los sobrecostes de proyectos específicos en sus últimas fases de construcción, entrega o comisionado, con alta incertidumbre sobre la capacidad de recuperación de estos costes en la actual coyuntura de crisis.

A pesar del impacto que suponen todos estos problemas en los márgenes, el grupo ha tomado la decisión estratégica de mantener intactas las capacidades fundamentales de ingeniería y gestión de proyectos. Decisión basada en las positivas perspectivas que se observan a corto y medio plazo con varias e importantes adjudicaciones a la vista antes de final de año que mantendrán a la compañía en plena carga de trabajo el próximo ejercicio.

La cifra de adjudicaciones hasta septiembre de 2017 fue de 2.000 millones de euros, incluyendo el proyecto de la refinería de Duqm. Este proyecto fue adjudicado en el tercer trimestre a un consorcio liderado por Técnicas Reunidas con el 65% por un importe total de 2.750 millones de dólares.

A ello se suma la reciente adjudicación de un nuevo contrato con Aramco en Arabia Saudi, para la mejora su producción de gas y prolongar los períodos de producción estable en los próximos 20 años con el fin de reducir su dependencia del petróleo.

De momento, sin embargo, a cierre de septiembre de 2017, la cartera de pedidos de Técnicas Reunidas alcanzó la cifra de 8.517 millones de euros, un 16% inferior a la cifra contabilizada a finales de septiembre 2016.

Eso ha obligado al grupo a rebajar sus objetivos, dando pie a una dura corrección en el mercado. En la última sesión, el valor perdió un 17% para deslizarse hasta los 23,30 euros, lo que supone una caída acumulada en el ejercicio de cerca del 40%.

Pese al duro correctivo sufrido tras la presentación de los resultados, los expertos recuerdan que el valor ha logrado salvar el suelo de los 20 euros. Una zona de resistencia desde donde esperan inicie ahora un proceso de recuperación.

Es más, los bajos precios a los que ha quedado la acción, explican, supone un excepcional punto de entrada de cara a aprovechar las buenas expectativas del grupo a medio y largo plazo.

Sus ratios así lo reflejan. Técnicas Reunidas cotiza con un PER muy interesante (10 veces) en relación a su alta capacidad de generar caja, y además destaca por su alta rentabilidad por dividendo del 5,9%. Pese a que esta se puede ver afectada por la caída de los resultados parece que seguirá por encima de la media del mercado, convirtiendo a este valor en una muy buena opción de futuro.

Artículos relacionados