LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa da un nuevo paso atrás

No han tar­dado las bolsas en volver a las an­dadas tras el amago al­cista de hace dos se­ma­nas. La falta de grandes re­fe­ren­cias ma­cro, unos re­sul­tados en línea con lo pre­visto y, sobre todo, la china en el za­pato de Cataluña, han obli­gado a los ope­ra­dores a optar de nuevo por la pru­den­cia.

El índice Ibex 35 ha sufrido una caída del 2,5 % en el global de las cinco últimas sesiones para deslizarse ligeramente por debajo de los 10.100 puntos. Vuelve así a poner otra vez en peligro en la parte baja de la tendencia lateral de los últimos meses.

Pese a los ajustes, los expertos recuerdan la fuerte resistencia que está mostrando el mercado a perder los niveles de suelo de este proceso lateral. Situación que permite mantener el optimismo de cara a un posible rebote de final de año. Con todo, cada vez está más cerca de confirmarse la predicción de que la segunda mitad de los años acabados en siete suele ser a la baja.

Una debilidad que contrasta con la solidez de los grandes indicadores internacionales, especialmente los americanos. Los mercados están viviendo una década dorada al otro lado del Atlántico. No en vano, la tendencia alcista en EEUU acumula ya más de ocho años y medio, convirtiéndose en el segundo período más largo de ganancias desde la II Guerra Mundial.

Las cifras son realmente espectaculares. El índice Dow Jones ha logrado solo este año cerca de 60 máximos históricos, mientras que el S&P ha marcado algo más de 50 en este tiempo. Y esta subida en vertical está lejos de haber alcanzado su techo, según los operadores más optimistas, gracias a las fuertes dosis de energía que ha estado inyectando la Reserva Federal vía estímulos.

Mientras no se produzcan grandes sorpresas en la ejecución de su estrategia monetaria, las tensiones geopolíticas se mantengan bajo control y Trump no haga de las suyas, se espera que el entorno económico, con grandes resultados empresariales, siga apoyando este crecimiento.

Se dan así todas las condiciones para que el viento siga soplando a favor de la renta variable, aunque probablemente las ganancias se irán reduciendo progresivamente. Al respecto, advierten que cuanto más largo y potente sea el “rally” más riesgo existe de sobrecalentamiento y de un fuerte giro a la baja. Pero no parece ser este el caso.

Las bolsas españolas, entre tanto, siguen con las velas arriadas por culpa del proceso catalán. Mientras se resuelven los problemas internos, los expertos temen que este viento favorable deje de soplar y se pierda una de las mejores rachas de la historia para la renta variable.

Calendario semanal de Bolsa

Después de una semana sin grandes referencias, los próximos días se presentan muy cargados de citas importantes, entre los que destacan datos de crecimiento y de confianza. Para encontrar las primeras referencias relevantes, sin embargo, habrá que esperar, pues la agenda financiera del lunes aparece prácticamente huérfana de indicadores.

En la sesión del martes, por el contrario, se darán a conocer infinidad de indicadores que amenazan con poner a prueba el pulso de los mercados. Antes de la apertura de la Bolsa, los operadores ya habrán tenido tiempo de analizar los datos de producción industrial y ventas minorista en China, así como los datos de inflación y crecimiento en Alemania. Se estima que la principal economía europea estaría creciendo a un ritmo del 0,6%, mientras que el IPC se estaría moviendo en torno al 1,5% en tasa interanual.

En torno a mediodía, los operadores deberán estar además atentos a los datos de producción industrial y PIB de la zona euro que también habría crecido a un ritmo del 0,6% en el tercer trimestre. Desde Alemania llegará además el índice de confianza empresarial que elabora el instituto económico ZEW. Y a primera hora de la tarde, en EEUU se publicarán los precios de producción correspondientes al mes de octubre de los que se prevé una subida de una décima de punto.

El miércoles, en Japón se darán a conocer los datos de PIB y producción industrial. En el Reino Unido se esperan datos de paro y en la zona euro destacará la balanza comercial de septiembre. Más intensa será este día la agenda financiera en EEUU, desde donde llegarán los datos de IPC, ventas minoristas y la Fed de Nueva York.

En la jornada del jueves, los operadores deberán estar pendientes de las ventas al por menor en el Reino Unido y al IPC de la zona euro, pero especialmente a los datos de producción industrial, capacidad de utilización, confianza constructora y el índice de la Fed de Filadelfia que se darán a conocer en EEUU.

La última sesión de la semana, el viernes, no se prevé mucho más tranquila con el vencimiento de opciones y futuros y con los datos de construcción de nuevas viviendas y permisos de construcción en EEUU.

En casa, el martes la atención se centrará en el IPC definitivo correspondiente al mes de octubre. Este día el Tesoro público tiene previsto colocar letras a seis y doces meses y el jueves habrá subasta de bonos y obligaciones.

Artículos relacionados