News Links

España 3 – Bélgica 0: mejor democracia, más esperanza de vida y salud y menos gordos

Y además en Bruselas les ha caído la mala suerte de tener que aguantar hasta en la sopa al pelma de Puigdemont

uigdemont y Forcadell en la Diada.
Puigdemont y Forcadell en la Diada.

A.R. Mendizabal.- Con mo­tivo del Día Mundial de la Obesidad que se ce­lebra este do­mingo, la OCDE ha pu­bli­cado los úl­timos in­formes con in­fi­nidad de datos sobre la sa­lud, há­bitos co­ti­dia­nos, es­pe­ranza de vida y los mi­che­lines que abrigan y adornan a los ciu­da­danos de cada uno de los 35 países miem­bros. España queda bas­tante bien, in­cluso muy bien. Bélgica, comme ci, comme ça, que di­rían los va­lo­nes…

…Aunque en flamenco sería mejor que lo traduzca Psul Bekaert, el inefable abogado de Puigdemont. O alguno de los políticos que estos días se ha pronunciado a favor de la independencia de Cataluña y en contra de la democracia española, con absoluta falta de respeto por el Estado de Derecho, por la Constitución española, por el Código Penal y sobre todo por el Derecho Internacional, que exige la no injerencia en los asuntos internos de otro país.

Menos mal que el primer ministro belga Charles Michel ha rectificado: después de meterse en camisa de once varas y pedir una ‘mediación’ europea para resolver la crisis en Cataluña, ha tenido que reconocer que el interlocutor es España y que no hay dos entidades en disputa bilateral.

Y menos mal que en el propio Parlamento de Flandes sólo hubo seis votos de 135 a favor de los golpistas catalanes. Pero es que ni eso tiene un pase: ¿quiénes son los parlamentarios belgas de Flandes para votar sobre una cuestión española? ¿Qué se han creído los filonazis y ultraderechistas para interferir, como si fueran Putin o Maduro, que como el repórter Tribulete en todas partes se meten?

Algunos ha se han remontado a la historia. Bart De Wever, presidente del partido N-VA, la Nueva Alianza Flamenca, se ha permitido hablar de lo malísima que era la España de Felipe II, con el saqueo de Amberes en 1555. Pero todo el mundo puede tirar de viejas historias, y pro ese camino habría que negar la palabra a los italianos descendientes del Imperio Romano que se paseó por Europa. Y sin ir tan lejos, la Bélgica del siglo XIX cometió en el Congo uno de los genocidios más deleznables que registra la historia.

Pero se trata de hoy, de esta Europa que durante muchos siglos no ha estado en paz consigo misma sino en guerra unos contra otros. En esta Europa, como recordaba esta semana Luis Alcaide en esta página, Bélgica no puede tirar la primera piedra de cómo debe actuar el Gobierno español, ni la policía, ni los tribunales. El affaire Dutroux fue un monumental despropósito. Y fue casi ayer.

Por algo será, con esas dos sociedades que han llevado a algunos expertos a considerar Bélgica un ‘país fallido, por lo que el famoso Democracy Index de Economist Intelligence Unit , por el que se guían organismos como el FMI y el Foro de Davos, sitúa a España como una ‘democracia plena’. Sólo hay 20 democracias plenas en el mundo. España es la número 17, con una nota de 8,30. Bélgica cae dentro del grupo de países considerados ‘democracias deficientes’ y ocupa el puesto número 35, con 7,77 puntos.

En ese mismo ránking, la Venezuela de Maduro se hunde hasta el 107, con sólo 4,58 de nota. Y la Rusia de Putin que se apodera de Crimea como si tal cosa y quiere hacer lo mismo con parte de Ucrania se despeña: puesto 134, con una nota de 3,24. Es uno de los países considerados ‘autoritarios’.

Los dos informes de la OCDE publicados este viernes y este sábado aportan también sus puntuaciones sobre lo mucho que se ha avanzado en el mundo en los últimos decenios. En concreto, en los 35 países de la OCDE. Y los datos sugieren que tanto en Bélgica como en España las cosas han cambiado mucho y han ido a mejor, indicio de lo bien que sienta la cooperación y no la confrontación.

El informe sobre la salud, los hábitos cotidianos de higiene, alimentación, etc., y la esperanza de vida al nacer no deja lugar a dudas. Los japoneses son los ciudadanos con unan proyección de vida más duradera: 83,9 años. Siguen en segunda posición los españoles, empatados con los suizos a 83 años justos. ¿Y Bélgica? Pues se queda en el puesto 20, con 81,1 años de esperanza de vida.

Será por tantas raciones inmensas de patatas fritas como tragan. O de enormes cazuelas de mejillones. O el exceso de chocolate. O los cervezones de todo tipo que se meten entre pecho y espalda. O todo junto. Todo muy rico, rico, pero como quien no quiere la cosa se va adosando al abdomen y creando un tejido adiposo que tiene su reflejo en el otro informe de la OCDE de este fin de semana.

Para decirlo a las claras: el estudio da cuenta del porcentaje de gordos que hay en cada país. En dos niveles: personas ‘con sobrepeso’ y ‘obesas’, la palabra más políticamente correcta para señalar a los gordinflones. El país con más obesos, un 38,2%, es EEUU como no podía ser menos con sus hamburguesas y perritos a todas horas, seguido del vecino México (33,3%) con sus tacos, burritos, tamales y demás.

La tasa media de gordos dentro de la OCDE es de 19,4% de la población. España queda por debajo: figura en el puesto número 22 con un 16,7%. Pero es que Bélgica está por delante, en el 18, con 18,6% de regordetes.

Así que menos dar lecciones, aunque habría que tener un poco de piedad con los belgas: desde hace unos días tienen a un huésped que se les mete a todas horas en la pantalla y que se ha convertido en tertuliano fijo con su tabarra independentista. Sí, solidaridad con los belgas, porque es incomestible.

Artículos relacionados