RESULTADOS

Buena parte de los 10.000 mi­llones re­cu­pe­rados en de­pó­sitos son de pymes

Álvarez (Santander) se muestra satisfecho con la normalización lograda en el Popular

Más de un 60% de los afec­tados por la re­so­lu­ción ha acep­tado el bono de fi­de­li­za­ción

José Antonio Alvarez, CEO Santander.
José Antonio Álvarez, CEO Santander.

El con­se­jero de­le­gado del Santander se muestra muy sa­tis­fecho con la nor­ma­li­za­ción del Popular que se ha lo­grado en el tercer tri­mestre del año. José Antonio Álvarez des­taca que buena parte de los de­pó­sitos re­cu­pe­rados son de py­mes, el ne­gocio prio­ri­tario del Popular, y más de un 60% de los afec­tados por su in­ter­ven­ción ha acep­tado los bonos de fi­de­li­za­ción ofre­ci­dos. Eso sí, aún quedan re­tos, como las ne­go­cia­ciones con los sin­di­catos para ajustar los ser­vi­cios cen­trales de ambos ban­cos.

La cúpula del Santander no sólo ha destacado los más de 5.000 millones de euros de beneficio consolidado que se ha logrado hasta septiembre, sino que ha puesto el acento en la normalización que se ha logrado del Popular en el último trimestre pese a las pérdidas de 122 millones de euros contabilizados.

El consejero delegado, José Antonio Álvarez, ha destacado durante la presentación de los resultados que una buena parte de los 10.000 millones de euros recuperados en depósitos se concentra en pymes, uno de los negocios principales del banco y el que mayor atractivo tenía para el Santander de Ana Botín.

Álvarez considera que ese ritmo de recuperación es muy significativo y, al mismo tiempo, ha destacado que hasta el momento algo más del 60% de los accionistas afectados por la resolución del Popular ya ha aceptado la oferta del Santander con los bonos de fidelización. En su opinión, "aún queda mes y medio y la cifra puede incrementarse de manera notable".

Tanto el consejero delegado como el director financiero, José García Cantera, han destacado algunos hitos en los últimos meses con el Popular, como han sido la venta de los activos inmobiliarios a Balckstone, el rediseño de los rótulos de las oficinas y la apertura gratuita de los cajeros del Santander a los clientes del Popular.

José Antonio Álvarez no ha fijado fecha, pero ha reconocido que la marca Popular, y la de Banco Pastor en Galicia, desaparecerán ya que el Santander tiende a marca única. Lo más inmediato, durante las próximas semanas según el consejero delegado, es la negociación con los sindicatos para el ajuste de personal en los servicios centrales tanto del Popular como del propio Santander. "La plantilla de la red se abordará más adelante", ha indicado sin dar mayores detalles sobre los empleados que se puedan ver afectados.

Negocios principales

El consejero delegado también ha sido preguntado por los distintos negocios compartidos del Popular y ha indicado que estudian todas sus alianzas. Eso sí, el Santander tan sólo mantendrá aquellas actividades principales (core) para el negocio del banco y el resto se venderán.

Por el momento, lo más significativo para el Santander es que se ha recuperado la actividad crediticia del Popular que estaba estancada antes de su adjudicación por los problema de liquidez que sufría el banco entonces presidido por Emilio Saracho. Al mismo tiempo, ha minimizado el impacto que puedan tener las distintas querellas presentadas por todo lo ocurrido con el Popular.

José Antonio Álvarez ha sido bombardeado a preguntas sobre la situación en Cataluña, como era de esperar. El consejero delegado del Santander ha reconocido que "ha habido nerviosismo", pero el movimiento de depósitos "no es material". Bajo su prisma, no trabajan con el escenario de una Cataluña independiente y ha calificado de "efecto marginal" que toda la situación creada pueda tener en el PIB de este año. Otra cuestión, sostiene Álvarez, es que la polémica se prolongue mucho en el tiempo.

Artículos relacionados