Contrariamente al cre­ci­miento de la deuda, la in­ver­sión se ve sen­si­ble­mente re­du­cida

Los extranjeros se desprendieron de 14.000 millones de euros en deuda por Cataluña

Los in­ver­sores fo­rá­neos co­men­zaron a re­ducir sus car­teras de tí­tulos es­pañoles en julio

La crisis financiera, la deuda nacional y el mercado inmobiliario ...
Deuda nacional y Cataluña.

La in­cer­ti­dumbre po­lí­tica en cuanto al pulso entre el go­bierno de Cataluña y el de España ya ha en­con­trado re­flejo en la deuda pú­blica. Los in­ver­sores ex­tran­jeros han re­du­cido sus car­teras de le­tras, bonos y obli­ga­ciones en casi 14.000 mi­llones de euros en los meses de julio y agosto. En lo que va de año, los in­ver­sores no re­si­dentes han re­du­cido sus po­si­ciones en deuda es­pañola en más de 7.000 mi­llones de eu­ros.

Los inversores extranjeros mantienen en sus carteras casi la mitad de la deuda pública española, pero su comportamiento no ha seguido en línea con el crecimiento del endeudamiento de España. Durante los ocho primeros meses de 2017, estos inversores han reducido sus posiciones en deuda española por importe de 7.139 millones de euros. No han financiado la mitad de la deuda, como reflejan sus tenencias, ya que en lo que va de año el endeudamiento público se ha incrementado en 31.394 millones de euros.

  En los próximos meses va a resultar muy interesante el seguimiento del patrón de comportamiento de los inversores no residentes. La incertidumbre en cuanto a la cuestión catalana ha calado en los denominados fondos institucionales, los fondos de de inversión, los de pensiones y los bancos.   

En el mes de julio se produjo un fuerte incremento de las posiciones de los extranjeros en deuda pública, al incrementar sus posiciones por encima de los 13.000 millones de euros. Pero este aumento se ha perdido en los dos siguientes meses, en los que la deuda en poder de extranjeros se ha reducido en casi 14.000 millones de euros.   En entredicho

¿Se encuentra en entredicho la deuda española? El barómetro de la confianza de los inversores en deuda española es la denominada prima de riesgo. Esta magnitud mide lo que tiene que pagar el Estado español por encima del alemán a la hora de emitir obligaciones a diez años. En agosto, España pagaba 0,95 puntos más que Alemania por endeudarse a largo plazo. Ahora este sobrecoste se ha incrementado de forma sensible hasta los 1,23 puntos (123 puntos básicos). 

Los inversores extranjeros financian casi el 50% del déficit español. Disponen de 418.002 millones de euros en letras, bonos y obligaciones. Esta tenencia se ha incrementado en 6.160 millones en los últimos doce meses, hasta agosto pasado, lo que supone un crecimiento del 1,5%. La deuda española se ha incrementado en el mismo plazo en 44.747 millones de euros, el 5,51%.   Junto al 49,55% de deuda en manos de extranjeros, otros grandes valedores de la deuda española son el Banco de España, con el 20,32% y los bancos, que disponen del 15,64% de los títulos emitidos.

Artículos relacionados