Las ex­pli­ca­ciones de su con­se­jero de­le­gado se re­fu­gian a la sombra del Sabadell

FG parapeta al BBVA bajo el plasma y esquiva pronunciarse sobre la crisis catalana

Su errá­tica es­tra­tegia in­ter­na­cio­nal, como en Chile, en­sucia los re­sul­tados tri­mes­trales

Carlos Torres
Carlos Torres, BBVA.

El pre­si­dente del BBVA, Francisco González (FG), ya ha mar­cado más que dis­tan­cias fí­sicas con los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y ha con­ver­tido a su con­se­jero de­le­gado, Carlos Torres, en 'el rey del plasma' del sector fi­nan­ciero du­rante este año. Ni la in­cierta realidad que se vive en Cataluña, donde su grupo ha au­men­tado de ma­nera con­si­de­rable su cuota de mer­cado en los úl­timos años, ni la di­fusa es­tra­tegia in­ter­na­cional de FG, con la venta pen­diente de su fi­lial en Chile, pro­vocan cambio al­guno en su es­tra­tegia de co­mu­ni­carse a dis­tan­cia.

BBVA, aún con su sede social en Bilbao pero la operativa al Norte de Madrid, no se ha visto obligado a cambio alguno por el proceso secesionista en Cataluña. Eso sí, el grado de convulsión que vive todo el país por todo lo acontecido desde el pasado mes de septiembre no ha variado su política de relación con los medios de comunicación que ya implantaron desde el primer trimestre de este ejercicio.

El consejero delegado del banco, Carlos Torres, opta por tercera vez consecutiva por explicar sus cuentas trimestrales mediante el plasma, con el inconveniente de poder formular preguntas y repreguntas por parte de los informadores. La decisión adoptada ante los resultados del primer trimestre ya fue criticada por parte de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

La queja, como se suele decir, ha caído en saco roto. BBVA es uno de los bancos con un mayor cuota de mercado en Cataluña, después de haberse quedado a precio de saldo entidades como Unnim y Catalunya Banc en los últimos años, entidades procedentes de algunas de las antiguas cajas de ahorros de la región.

CaixaBank informa este martes de sus cuentas del tercer trimestre, el más insípido para la banca por las vacaciones veraniegas, desde su nueva sede social trasladada hasta Valencia, tras todos los acontecimientos vividos en Cataluña. Banco Sabadell también decidió el traslado de su sede social a Alicante y explicará sus cuentas trimestrales desde la sede que tiene en la calle Serrano de Madrid el viernes.

Precisamente, ese mismo día elegido por el Sabadell es el que ha fijado el BBVA para la comunicación de sus resultados del tercer trimestre. De esta manera, la atención informativa se concentra más en el banco presidido por José Oliu que en el que se perpetúa en la presidencia Francisco González (FG).

Explicaciones varias

Mientras que Caixabank y el Sabadell han respondido de manera más que contundente, con el traslado de sus sedes sociales a la Comunidad Valenciana, al desafío independentista del Govern de Carles Puigdemont, el BBVA de FG ha mantenido el mutismo más absoluto respecto a la grave situación creada. Y eso, que su presidente es proclive a entrar en determinadas consideraciones políticas cuando lo considera oportuno.

Pero más allá de Cataluña, los responsables del BBVA deben de ofrecer algunas explicaciones adicionales sobre su estrategia internacional, después de que se conociera hace casi dos meses su planes de venta de su filial en Chile, un país en el que el Santander mantiene una posición de liderazgo en su mercado bancario.

El consejero delegado del BBVA, Carlos Torres, evita por tercera vez consecutiva en lo que va de año el contacto directo con los medios de comunicación. En algunas entidades competidoras, bajo el respeto a la estrategia de comunicación del grupo de FG, apenas comprenden la posición adoptada por el segundo grupo bancario español.

El consenso de los analistas pronostican una ligera mejora de los resultados del BBVA en la comparativa interanual. Eso sí, el grupo también debería detallar el impacto que ha tenido en sus cuentas los distintos desastres naturales vividos en el Sur de Estados Unidos y México en los últimos meses. La aseguradora Mapfre ya lo ha hecho.

Artículos relacionados