Tanto CaixaBank como Sabadell cuentan con la su­fi­ciente li­quidez para esa ofen­siva

Cataluña: la ridícula campaña de retirada de dinero queda en una mera anécdota

UGT re­procha la zo­zobra que se ha ge­ne­rado sobre los em­pleados de las en­ti­dades

Cajeros automáticos
Cajeros automáticos

El lla­ma­miento in­de­pen­den­tista para sacar di­nero de los bancos ca­ta­lanes ha que­dado más en un gesto ri­dículo que en un agu­jero de li­quidez a en­ti­dades como CaixaBank y Banco Sabadell. Los dos gru­pos, tras el tras­lado de sus sedes so­ciales a la Comunidad Valenciana, cuentan con la su­fi­ciente li­quidez para afrontar re­ti­radas de 150 euros por parte de los par­ti­da­rios de la in­de­pen­dencia de Cataluña. Eso sí, los em­pleados han te­nido que so­portar la pre­sión de esos clien­tes, según de­nun­cian los sin­di­ca­tos.

Mucho ruido y pocas nueces. Esta puede ser la conclusión de la irresponsable campaña de ANC y Omnium para que se retirara 150 euros de los dos bancos de procedencia catalana tras el traslado de sus sedes a Valencia, en el caso de CaixaBank, y a Alicante, como ha hecho el Sabadell con movimientos también hacia Madrid.

Estos dos bancos cuentan con la suficiente liquidez para afrontar retiradas por ese importe de los dos millones de independentistas. La situación es muy distinta a la que sufrió hace meses el Popular, cuando el problema de liquidez por la retirada masiva de depósitos le condenó a su intervención por los organismos europeos.

Pese a todo, tanto desde las cúpulas de los bancos como por parte de los representantes sindicales lamentan gestos de este tipo ya que, más allá del dinero retirado, lo que ha estado en juego es "la defensa de la libertad y de una banca que ha dejado claro su empeño de proteger a sus clientes de toda España", afirman algunas fuentes.

El traslado de las sedes sociales por parte de CaixaBank y Banco Sabadell ha buscado, precisamente, esa protección para poder garantizar los depósitos de sus clientes bajo el paraguas del Banco Central Europeo, algo que hubieran podido perder en una Cataluña que se hubiera declarado independiente de manera unilateral.

Presión

El sindicato UGT ha calificado de "irresponsable" la llamada para retirar dinero de las sucursales bancarias y han trasladado todo su apoyo a los trabajadores que "están sufriendo en primera persona el 'juego' de los activistas que acuden a la llamada de algunas organizaciones independentistas, entorpeciendo el trabajo diario con la excusa de sacar pequeñas cantidades de dinero".

Según UGT, es necesario encontrar un punto de mesura por parte de todos. "Consideramos muy grave que el debate político tome la forma de generar zozobra entre los trabajadores. Del mismo modo que en nada ayudan las reaccionarias campañas de llamada al boicot de productos, tampoco ayuda, a ninguna causa, llamar a la retirada de depósitos".

Tras la jornada del viernes, los bancos afrontan el inicio de semana con la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de activar el artículo 155 de la Constitución y el control de los organismos autonómicos con el objetivo de convocar unas nuevas elecciones en Cataluña en un plazo máximo de seis meses.

Artículos relacionados